Movimiento estudiantil toma cientos de escuelas en Brasil

En las últimas semanas, más de mil escuelas han sido ocupadas en Brasil por estudiantes. Tan sólo en Paraná, una de las regiones donde la educación ha sido descuidada de manera sistemática, 850 han sido tomadas.

El movimiento estudiantil ha reaccionado de esta forma ante los intentos del presidente Michel Temer, quien sustituyó a Dilma Rousseff hace unos meses tras su proceso de impeachment, de emprender una reforma educativa y de aplicar un recorte al presupuesto educativo que podría durar hasta dos décadas. (Vía: Forbes)

Hace algunos días, se hizo popular el video de una joven de 16 años, Ana Júlia Ribeiro, quien dio un discurso ante los líderes del gobierno de su estado, Paraná, sobre la crisis educativa en el país y sobre el movimiento estudiantil en el que ella participa.

Sus preguntas iniciales: “¿De quién es la escuela? ¿A quiénes le pertenece?” marcaron el tono de su discurso entero, pues responden a los cuestionamientos que buena parte del sector político y de la sociedad en general les han hecho a los estudiantes. Se les ha llamado adoctrinados, según dice la propia Ana Júlia.

Sin embargo, la joven explica que el trabajo que ellos están haciendo ha sido un proceso difícil y cansado:

“no es fácil para los estudiantes decidir por qué luchar. Pero aún así estamos levantando nuestras cabezas y confrontando esto. (…) Nuestra bandera es educación, nuestra única bandera es educación.”

La joven también critica una polémica regla que Michel Temer ha impulsado: prohibir las discusiones de carácter político en las aulas de clase, a lo que responde diciendo que esta medida es un insulto a los estudiantes porque implica que ellos no tienen la capacidad para pensar por sí mismos. (Vía: Forbes)

Paraná es un estado donde la lucha estudiantil y por la educación ha sido una constante. Hace tan sólo un año, los maestros de escuelas públicas llenaron las calles para protestar por cambios en su plan de pensión. Las protestas fueron recibidas con violencia por el Estado: más de 100 maestros resultaron heridos. (Vía: Forbes)

Publicidad