Antes de llegar a la `frontera chica' existen 140 kilómetros de violencia: en diez años se han registrados dos masacres y tres desapariciones masivas de migrantes

Continúan las desapariciones de migrantes en Tamaulipas

Continúan las desapariciones de migrantes en Tamaulipas (imagen Twitter)

El pasado 7 de marzo, en el municipio de San Fernando, un grupo de hombres armados a bordo de cuatro vehículos, interceptaron y secuestraron a 19 hombres migrantes provenientes del puerto de Tampico  con destino a la ciudad fronteriza de Reynosa. El día de ayer, La Comisión Nacional de Búsqueda y la SEGOB implementaron el “Operativo Búsqueda en vida Tamaulipas” con el fin de encontrar a los migrantes desaparecidos. El operativo en conjunto resultó en el rescate de 34 migrantes desaparecidos, localizados en el municipio de Altamira, Tamaulipas. (Vìa: Aristegui)

¿Cuáles son los pendientes de la PRG a siete años de la masacre de San Fernando?

El municipio de San Fernando se ha caracterizado durante los últimos años como uno de los más peligrosos del estado por su ubicación estratégica y el constante paso de migrantes con destino a la zona fronteriza de Reynosa y Matamoros, estas últimas denominadas como la “frontera chica”. La zona ha sido cada vez más afectada por la disputa de actividades ilícitas entre el “Cartel de los Zetas” y el “Cártel de Golfo”.

La creciente violencia de la zona ha representado una alza en el secuestro y asesinato de la población migrante, mayoritariamente centroamericana; tal y como sucedió en 2010 con la conocida “Masacre de Tamaulipas”, en la que 72 migrantes fueron privados de su libertad y posteriormente asesinados. La matanza se le atribuyó a el Cártel de los Zetas.

Durante el mes de marzo de 2011, se reportó el secuestro de 4 autobuses comerciales en el mismo municipio de San Fernando. Posterior a eso, la autoridades del estado informaron haber localizado un alto número de fosas clandestinas, la entonces Procuradora General de la República, Marisela Morales, comunicó que las mismas autoridades habían encontrado 193 cuerpos en las diferentes narcofosas del municipio de San Fernando.(Vía: El Heraldo ) Lo cierto es que, los 140 kilómetros entre San Fernando y Matamoros representan un foco de violencia hacia un sector en particular nunca antes visto en la frontera.

Las declaraciones con respecto a la problemática por parte de las autoridades oficiales tampoco han resultado alentadoras: el gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, comunicó el día de ayer que la misma Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas estuvo en las investigaciones, pero que “es un tema que se subió al más alto nivel” y confirmo que la presencia de la Procuraduría General de la República. Así mismo, exigió al Instituto Nacional de Migración (INM) realizar bien su trabajo. (Vía: El Universal)