Trump y Clinton sobre migración (o de cuando Hillary estuvo a favor del muro)

migracion-clinton-trump

Sabemos que uno de los temas en el que los candidatos estadounidenses debieron ahondar durante los 3 debates que se llevaron a cabo en meses recientes fue el de migración. Sin embargo, poco se ha hablado del tema, a excepción de algunos comentarios que tanto Trump como Clinton han lanzado en algunas ocasiones.

Por un lado, el candidato a la presidencia, Donald Trump, presenta una política migratoria rígida que jamás permitirá que nadie que no sea estadounidense habite en el territorio. Ha llamado “criminales” y “violadores” a los inmigrantes, ha prometido enviar una fuerza de deportación a las comunidades para atrapar y deportar a cualquiera que sea indocumentado y prohibir que estos envían remesas a sus familias.

Habló también de realizar exámenes “ideológicos” y “biométricos” de visas a cualquiera que solicite entrar a los Estados Unidos y de la suspensión de visas en países donde no existan “inspecciones reales y exhaustivas”. Y, finalmente, habló de una reforma al sistema de inmigración que beneficie únicamente a los estadounidenses con bajos salarios (Vía: Hipertextual).

Aquí algunos comentarios sobre migración hechos por Trump:

“Ningún país en su sano juicio daría ciudadanía automática a los hijos de inmigrantes ilegales”,

“Propongo una prohibición total y completa de musulmanes entrando a los Estados Unidos hasta que los representantes del país averigüen ¡qué demonios está sucediendo!”,

“Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores”,

“Somos el vertedero del resto del mundo”,

“Quienes no crean en nuestra Constitución o apoyen la intolerancia y odio no serán admitidos para migrar a nuestro país”.

(Vía: Hillary Clinton)

Por otro lado, Hillary Clinton ha cambiado de parecer con el paso de los años con respecto a la migración. Cuando fue senadora, en 2003, estuvo en contra del paso ilegal de migrantes y votó en favor de la construcción de un muro en la frontera del sur de los Estados Unidos:

“Está claro que tenemos que tomar algunas decisiones difíciles como país, y una de ellas debe ser dar con un mejor sistema de entradas y salidas, por lo que si vamos a dejar que la gente entre para hacer el trabajo que de otro modo no se haría, tendríamos que tener un sistema que siga el paso de estas personas”, dijo en una entrevista con la estación de radio WEBC en 2004.

Sin embargo, este año votó a favor de un proyecto de ley bipartidista para dar amnistía a muchos trabajadores ilegales en la industria agrícola.

En mayo de 2015, durante una convención con estudiantes en Las Vegas, Hillary Clinton habló de defender una reforma migratoria comprensiva que abriera una ruta para otorgar la ciudadanía a migrantes:

“No podemos esperar más tiempo para tener un camino (para que los migrantes obtengan) la ciudadanía plena e igualitaria. Ahora, aquí es donde difiero de todos en el bando republicano. No se equivoquen: hoy ni un solo candidato republicano a la presidencia clara y consistentemente ha apoyado un camino a la ciudadanía, ni uno. Cuando hablan de estatus legal, hablan en código de un estatus legal de segunda clase. Así que voy a luchar por una reforma migratoria integral y un camino a la ciudadanía para las familias que viven en todo nuestro país, voy a luchar para detener el ataque partidario sobre los decretos que apoyan poner a los dreamers, incluyendo aquellos que están hoy con nosotros, en riesgo de deportación, y si el Congreso sigue negándose a actuar, como presidente voy a hacer todo lo posible bajo el marco de la ley para ir más lejos” (Vía: Milenio).

Meses después, en octubre de 2015, aseguró que a ella no le gusta “lo que los republicanos están diciendo sobre los inmigrantes. Somos una nación de inmigrantes, los inmigrantes han construido (nuestra nación)… Como su presidenta, trabajaré duro por una reforma migratoria comprensiva pero también defenderé los decretos que el presidente ha emitido para los dreamers”.

En resumen, la posición migratoria de Donald Trump resulta muy clara y evidente: cero tolerancia para todos aquellos que pretendan entrar de manera ilegal al país.

Pero la posición de la candidata demócrata, Hillary Clinton, resulta un tanto confusa e indecisa. Habla de oportunidades para todos aquellos que soliciten la entrada a lo Estados Unidos, pero también de defender el control de las fronteras debido a que hacer más para “lidiar con las personas que están aquí… (para que) puedan salir de las sombras y tener el futuro que una plena ciudadanía les puede brindar” (Vía: Milenio).

Consulta otras frases aquí:

(Vía: CEI Gilberto Bosques)