La OMS pidió a países investigar neumonías sospechosas de 2019

Aparentemente, podrían estar relacionadas con el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a países investigar neumonías sospechosas presentados a finales del 2019. Aparentemente podrían estar relacionadas con el COVID-19.

También te recomendamos:Dedos inflamados: el extraño y posible síntoma de Covid-19

El portavoz de la OMS pidió a los países estudiar neumonías sospechosas presentadas a finales del 2019, pues se necesitan descartar posibles casos de COVID-19. En este sentido, el virus pudo haberse presentado antes de que las autoridades chinas informaran sobre su existencia.

Esta disposición fue propuesta tras reportes médicos de Estados Unidos y Francia en los que se indicaban posibles casos de COVID-19. Estos correspondían al mes de diciembre, posteriormente, China notificó la existencia del virus en los días finales de diciembre.

“Sería de gran importancia que todos los países con casos sin especificar de neumonía en diciembre , o incluso en noviembre, realicen test, y algunos ya lo están haciendo”. (Vía: Sin Embargo)

Según la OMS, con la información de estos casos, podría tenerse un panorama más claro acerca del virus, su propagación y la potencialidad de su contagio. Con esos datos se podrían implementar políticas públicas y planes para combatir al virus. La organización recalcó que el virus no fue creado en un laboratorio, ya que tiene origen animal.

“El coronavirus circula de forma ancestral entre los murciélagos, es algo que sabemos basándonos en la secuencia genética de este virus. Lo que necesitamos entender es cúal ha sido el animal que actúo como intermediario, es decir que fue infectado por los murciélagos y lo transmitió al humano”. (Vía: Sin Embargo)

Aunque en diversas ocasiones el presidente Donald Trump haya declarado que el coronavirus fue creado por China, científicos e investigadores insisten en su origen animal. Por tanto, han exhortado tanto a la ciudadanía como a los gobernadores no compartir información falsa acerca del virus, de lo contrario, la desinformación compartida pondría en riesgo a la ciudadanía. 

Con información de: Sin Embargo