Las empresas mexicanas que ganan con la llegada de Trump

Cemex

Por increíble que parezca la llegada de Trump a la presidencia benefició a un sector de la economía mexicana, específicamente a empresas relacionadas al campo de la construcción. Esto debido al plan de Trump de expandir de manera exponencial la infraestructura de su país en términos de vías de comunicación, por todo esto las cotizaciones  de empresas mexicanas de ese sector se han cotizado a la alza en el mercado bursátil. 

Por ejemplo, en el transcurso de estos meses, las acciones de Cemex se han avaluado en un 60% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV); las de Grupo Cementos Chihuahua en más de un 40%; las de Mexichem en un 31% y en menor medida las de Elementia y Vitro con un poco más del 5%. Contrario a las empresas exportadoras de autopartes las cuales han tenido pérdidas considerables en el mercado bursátil a raíz de las amenazas arancelarias del presidente Trump.

El desempeño de estas empresas del sector de la construcción en los mercados de valores contrasta de manera considerable con los flujos generales del mercado bursátil mexicano el cual se encuentra estancado, sobre todo desde que Trump fue declarado presidente electo. Lo mismo sucede con el mercado cambiario, en donde nuestra divisa ha sido la que peor desempeño ha tenido en el mundo a causa de las amenazas lanzadas por Trump sobre todo en los temas relacionados al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y los impuestos arancelarios en la frontera hacia productos automotrices fabricados en México.

Sin embargo, a raíz de la propuesta de Trump de invertir aproximadamente un trillón de dólares en infraestructura relacionada a carreteras, puertos, puentes y aeropuertos, lo cual demanda la utilización de insumos como el cemento o el concreto, las empresas mexicanas tienen un gran nicho de oportunidad debido a la influencia que tienen dentro del mercado estadounidense. Estos proyectos han sido confirmados por distintos funcionarios del gobierno entrante, la más importante fue la hecha por el vicepresidente Mike Pence, quien reiteró que el gobierno tendrá una inversión muy fuerte para mejorar la infraestructura del país. 

Según algunos analistas, es Cemex la empresa mexicana mejor posicionada en el mercado estadounidense, ya que se encuentra entre las tres principales cementeras de ese país, ya que tiene la capacidad de producir más de 10 millones de toneladas al año, solo en ese país. De tal forma, el proyecto de infraestructura que planea realizar el gobierno aumentaría hasta 5% la demanda de estos insumos entre el mediano y el largo plazo.

Asimismo Cementos Chihuahua se vería beneficiado sobre todo en proyectos en el sur de Estados Unidos que es donde tienen varias de sus plantas. Por su parte, Elementia que acaba de adquirir el 55% de Giant Cement Holding, tendrá gran preponderancia en toda la costa este de los Estados Unidos, por lo que seguramente se verá beneficiado con los proyectos de infraestructura del gobierno de Trump. 

Por estas razonas estas empresas mexicanas se han avaluado de manera considerable en los mercados bursátiles, disparándose a partir de la victoria de Trump en las elecciones. Paradójicamente, estas empresas mexicanas de una u otra forma serán claves, no solo para que Trump genere empleos en su país, sino también para llevar a cabo su proyecto de infraestructura; pero por supuesto esto es imposible de ver para alguien que se encuentra cegado por sus propias ideas demagógicas y prejuiciosas sobre el libre comercio y México. (Vía: El Financiero)

Publicidad