ANUNCIO

Influencer pide perdón y llora tras amenazar a restaurante que no le regaló comida

Primero dijo "yo solo como gratis", y en su disculpa expresó que es desproporcionado "el odio que he recibido"
Influencer pide perdón y llora tras críticas por amenazar a restaurante donde quería comer gratis
No aguantó las críticas por su actitud (Foto/YouTube: ¿CUANTO GANAN?/ Estado de Alarma Uncensored)

Un influencer pidió perdón y hasta lloró tras las críticas que los usuarios de redes sociales le hicieron por amenazar a un restaurante donde quería comer gratis.

Se trata de Borja Escalona quien quiso aprovecharse de sus redes y su contenido. Todo comenzó con un video que publicó en un local de comida donde se le ve comiendo una empanada y en la que le asegura a la empleada que tiene buen sabor, pero tras comerla, solo se levantó de la mesa y quería irse.

Influencer pide perdón y llora tras críticas por amenazar a restaurante donde quería comer gratis

El influencer quería comer gratis, pero le cobraron (Foto/YouTube: Estado de Alarma Uncensored)

Sin embargo, la empleada lo detuvo y le pidió que pagara lo que consumió, a lo que Escalona se indignó y amenazó que más bien ellos deberían de pagar la publicidad que le acababa de hacer al restaurante porque, en primer lugar, “yo solo como gratis”; y en segundo, saldría contraproducente para el restaurante.

El video se volvió viral en las redes sociales y lo contraproducente resultó para Borja Escalona quien recibió cientos de críticas y comentarios hasta de odio que lo llevaron a disculparse en otro video y hasta llorar porque, según él, no merecía todas esas reacciones.

Influencer pide perdón y llora tras críticas por amenazar a restaurante donde quería comer gratis

Pidió perdón por su actitud contra la mesera y el lugar (Foto/YouTube:
¿CUANTO GANAN?)

“Pueden imaginar cómo ha sido, todo el odio que he recibido. No estaba preparado para todo esto que me ha venido y se me está haciendo un poco complicado. He tenido que cerrar mis redes sociales, no he podido salir de mi casa, no me han dejado ir al gimnasio”, comentó.

Si bien ofreció la disculpa tanto al restaurante como a la mesera, se enfocó más resaltar que España tiene “un problema muy grande de odio“, porque la situación solo se focalizó en él y el “bullying que estoy recibiendo”.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO
ANUNCIO