Policía Federal dio concierto de mariachi a jornaleros de San Quintín [VIDEO]

Un grupo de 16 agentes de la Policía Federal le ofrecieron el jueves 15 de marzo un concierto a un grupo de jornaleros del campo agrícola Dos Californias, en Punta Colonet, San Quintín, Baja California.

En una publicación de Facebook, el Mariachi de la PF al mando del policía tercero Israel Posada Valencia ‘le hizo más liviana’ la jornada a los trabajadores. Según la publicación del periodista Yerson Martínez de Fuera de Libreta, unos 250 campesinos fueron sorprendidos mientras cosechaban fresas.

 

En la publicación varios comentarios señalaron el acto como una burla ante las condiciones laborales en las que se encuentran los trabajadores.

El año pasado, los campesinos emprendieron una caravana hacia la Ciudad de México para exigir un salario justo y una vida digna. Esta marcha derivó del levantamiento del 17 de marzo de 2015 –reprimida por elementos estatales–, cuando salieron a la luz pública las pésimas condiciones laborales en las que vivían y las violaciones a sus derechos humanos. (Vía: Excélsior)

Las exigencias eran una disminución a sus jornadas de 14 horas de trabajo, condiciones que tampoco contemplaban días de descanso, vacaciones, seguridad social y vivienda con servicios básicos. Todo esto, con un salario miserable. También se denunció abuso sexual y hostigamiento por parte de capataces.

Consorcios trasnacionales como Driscoll’s de Estados Unidos fueron señaladas como responsables. Si se les investigó, no hubo claramente una solución judicial al caso, lo que sí dieron a cambio las fuerzas del orden fue un concierto.

En 2017, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación por la situación de jornaleros en San Quintín. Ésta fue dirigida a los tres niveles de gobierno, luego de que se revisara que el Estado aportó para que se generaran las condiciones para la violación de derechos humanos al trabajo, vida digna, educación, seguridad jurídica, entre otras. (Vía: Proceso)

Ahora resulta que nuestras autoridades son muy buenas para dar conciertos, pero no para investigar la explotación de los trabajadores agrícolas.

Por: Redacción PA.