Marchas en Los Ángeles y Nueva York para apoyar a migrantes

ny

A raíz del Día Internacional de los Migrantes millones de personas se manifestaron en las ciudades de Los Ángeles y Nueva York con la finalidad de expresar su inconformidad con las políticas antimigratorias que busca llevar a cabo el nuevo gobierno encabezado por Donald Trump. Asimismo protestaron para exigir el cese de los acosos y los crímenes de odio en contra de poblaciones de migrantes, las cuales han aumentado exponencialmente desde el mes de noviembre, cuando resultó ganador en las pasadas elecciones el candidato republicano.

En Nueva York, la marcha se inició frente a la cede de la Organización de las Naciones Unidas y se desplazó hacia la Torre Trump, la cual es la actual residencia y despacho del presidente electo de los Estados Unidos. Las principales consignas expresaban un rechazo a las políticas migratorias que tomará el gobierno de Trump contra migrantes latinos, a los cuales se les amenazó de ser deportados de manera masiva; así como musulmanes a los cuales no solo se les restringirá la entrada al país, sino que se contabilizará mediante un registro especial a los que ya residen en el territorio. (Vía: Excélsior)

En algunas de las pancartas se podían leer mensajes que defendían el origen migrante y multiculturalista de la ciudad de Nueva York, en ellas se podía leer: “Yo amo a un Nueva York inmigrante”, y “Prometo proteger a los inmigrantes”. También los manifestantes lanzaban consignas que decían mensajes como: “sin odio, sin miedo, inmigrantes bienvenidos” o “Estamos seguros, somos libres. No queremos un registro”. (Vía: Excélsior)

Varios manifestantes entrevistados señalaron que buscaban mostrar al nuevo gobierno que no tienen miedo y que además tienen una visión prejuiciosa sobre los migrantes, ya que son gente trabajadora y no criminales y violadores como tanto insistió Trump durante su campaña. En el encuentro previo a la marcha, participaron representantes de más de 70 organizaciones civiles, así como la líder del Consejo de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, y la defensora pública de la ciudad, Letitia James.

En Los Ángeles, cientos de miles de manifestantes marcharon por las principales calles de la ciudad con el fin de exigir un alto al racismo, la discriminación y el acoso contra migrantes en todo el territorio estadounidense. Ahí participaron sindicatos, organizaciones sociales pro inmigrantes, funcionarios de gobierno y organizaciones religiosas.

Entre las pancartas se podían leer algunas en donde se pedía al Colegio Electoral no votar a favor de Donald Trump en las elecciones próximas para evitar su llegada a la presidencia, también se llevaron piñatas y máscaras del presidente electo.

Durante la marcha se invitó a los migrantes a no tener miedo y a estar unidos contra cualquier embate y persecución del nuevo gobierno, en ese sentido el senador Kevin de León señaló que aunque no buscará un enfrentamiento directo con Trump, advirtió que: “no cederemos ni un ápice en luchar por los derechos de inmigrantes en California”.

Hace pocas semanas, el senador De León promovió un paquete de reformas para evitar que se persiga indiscriminadamente a los migrantes, es decir que se buscará evitar que los agentes entren a lugares de trabajo y otros sitios con el fin de arrestar inmigrantes. Otros funcionarios y militantes señalaron que promoverán una agenda para dar certezas jurídicas a las poblaciones migrantes frente a posibles abusos, es decir, se buscará evitar actos de discriminación y arbitrariedad económica y racial contra esa población. Asimismo, declararon que en California no se construirá ningún muro y que México no pagará los costos de nada, en cambio California se compromete a respetar los derechos humanos y laborales de los migrantes. (Vía: Excélsior)