López Obrador presenta a quien podría ser su secretario de Seguridad Pública: Alfonso Durazo

En un hotel al sur de la Ciudad de México, el precandidato presidencial del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES), Andrés Manuel López Obrador, presentó a quien, de ganar, será su secretario de Seguridad Pública, Alfredo Durazo, su estrategia de seguridad nacional y el “Consejo Asesor” para “garantizar la Paz”, un grupo mixto de mandos militares, académicos, exprocuradores y exfuncionarios.

En un discurso de poco más de 20 minutos, Andrés Manuel López Obrador presentó un “adelanto” del plan de seguridad que tiene pensado seguir de ganar las elecciones presidenciales del 2018. Como ya lo había hecho cuando anunció a su gabinete presidencial, se presentó solo acompañado de sillas vacías que luego fue llenando al decir los nombres de quienes ha nombrado como miembros del “Comité Ciudadano” y del posible secretario de Seguridad Pública.

Nada alejado de sus discursos y propuestas acostumbradas (pero ya sin insistir en la amnistía para miembros de la delincuencia organizada), señaló tres puntos que “serán presentados como parte del programa de seguridad pública” que su campaña hará del conocimiento de todos “ya más cerca de las elecciones de julio”:

1. La estrategia de seguridad de AMLO no estará centrada en el uso de la fuerza pública. Sin ahondar en detalles de cómo y de dónde obtendrá los recursos para lograrlo, el precandidato dio prioridad a la atención de los problemas sociales que alimentan la violencia. Mencionó que es necesario procurar el crecimiento económico y “regresar al campo”; al mismo tiempo, señaló la necesidad de acercarse a los jóvenes y “garantizarles el derecho al estudio y trabajo”. Al no centrarla en la fuerza, remarcó, se atendrán las “causas”, una de ellas, según el de Tabasco, sería la desorganización del gobierno frente al crimen organizado.

2. La reinstauración de la Secretaría de Seguridad Pública. Bajo la dirección de Alfonso Durazo, exsecretario personal y vocero de Vicente Fox durante su sexenio, la SSP recuperaría las funciones que tuvo durante las administraciones panistas (cuando fue fundada a nivel federal, separándola de la Secretaría de Gobernación). Esta secretaría contaría con un Consejo Ciudadano Asesor, compuesto por académicos, un exprocurador capitalino, militares retirados y miembros de la sociedad civil.

3. Mando Único y formación de una Guardia Nacional. De forma recurrente en su discurso, López Obrador insistió en que será el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, tal como marca la Constitución que es uno de los papeles del titular del Ejecutivo federal. Señaló la necesidad de formar un Mando Único policial (una de las propuestas de la administración de Peña Nieto que se ha enfrentado a rechazos constantes) y la formación de una “Guardia Nacional” que abarque al Ejército, la Marina y las policías, “sin desatender las funciones primarias de las fuerzas armadas”, ¿a qué se refiere AMLO con las “funciones primarias” de las Fuerzas Armadas?, no lo sabemos todavía. Además, comentó que, tal como lo hacía cuando era Jefe de Gobierno, tendrá reuniones diarias con su gabinete de seguridad.

Sin detalles sobre cómo lograr los objetivos que se plantea y sin delimitar claramente qué hará con las reformas y leyes que dejó el gobierno de Enrique Peña Nieto; sin posicionarse, tampoco, sobre la Ley de Seguridad Interior, el anuncio de esta mañana de Andrés Manuel sólo nos dejó más preguntas que respuestas. Habrá que esperar, entonces, a la presentación formal del plan de “seguridad nacional”.

Publicidad