Jóvenes rechazados por universidades marchan en CDMX por más lugares

Señalan que 300 mil personas no conseguirán espacio en instituciones de educación superior
(Imagen: MAES)

Jóvenes integrantes del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES) organizaron una protesta afuera de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la Ciudad de México, para exigir más espacios en las universidades.

De acuerdo con el Heraldo de México, la movilización se organizó a las 11:00 horas en el Centro Histórico para marchar hacia la sede de la SEP, ubicada en la calle República de Brasil. La intención es entablar diálogo con las autoridades educativas para que aumenten la matrícula alrededor del país para los niveles superior y media superior, es decir, universidades y preparatorias.

El MAES señala que no hay lugares suficientes para que los jóvenes accedan a estos espacios en el país, lo cual deriva en otros problemas sociales.

“Nos estamos manifestando aquí porque queremos una respuesta para una instalación de una mesa de diálogo con la Secretaría de Educación Pública. En años anteriores ya hemos tenido estás mesas de diálogo”, declararon integrantes del MAES, de acuerdo con Milenio.

Según el periódico Reforma, algunos de los manifestantes llevan la consigna “Universidad para todxs”.

Esto es porque, según sus datos, se registraron 270 mil aspirantes a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero solo 20 mil conseguirán el ingreso. En cuanto al Instituto Politécnico Nacional (IPN), 104 mil jóvenes aplicaron, pero solo hay lugar para 30 mil. Y, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), de 91 mil solicitantes, cerca de 13 mil conseguirán espacio.

“Por 14 años consecutivos han conseguido acuerdos para que quienes participan en el MAES ingresen a la UNAM, IPN, UACM, UPN y UAEMex, por diferentes mecanismos distintos al examen de admisión”, explicó el movimiento en un mensaje a medios.

De acuerdo con el MAES, 300 mil jóvenes no serán aceptados a ninguna universidad u otras instituciones de educación superior. El gobierno no ofrece alternativas suficientes, agregó.

La desigualdad se ha exacerbado en el contexto de la pandemia, señalaron los jóvenes. Y, pese a que la Constitución establece la educación superior como obligatoria, no se han realizado cambios en políticas públicas para que el gobierno mexicano efectivamente garantice este derecho, señalaron.