Ataque en Londres: terreno fértil para extrema derecha

A dos días de los acontecimientos violentos en Londres que dejaron un saldo de cuatro víctimas, incluido el propio agresor, la extrema derecha europea como Marine Le Pen de Francia, la ministra polaca, Beata Szydlo, y el actual presidente del partido español VOX, han aprovechado lo sucedido para instalar el miedo en sus países, reforzar las medidas de seguridad en sus fronteras y señalar a los musulmanes como responsables de los ataques terroristas. (Vía: El Huffington Post)

  • Intervención militar de coalición internacional, aérea y terrestre, contra el Califato Islámico hasta su aplastamiento.
  • Cierre inmediato de las mezquitas fundamentalistas en toda Europa y expulsión de los imanes que no condenen el yihadismo.
  • Legislar la retirada de la nacionalidad y expulsión de Europa de quienes muestren por cualquier medio su apoyo al yihadismo.

(Vía: La Gaceta)

Estas son algunas de las medidas propuestas por el partido de ultraderecha español, medidas que bajo el lema de “seguridad nacional” deterioran los lazos para la construcción de paz y al contrario, son un terreno fértil para el intervencionismo militar europeo que también acaba con la vida de miles de personas.

Cabe señalar que las investigaciones sobre el agresor no eran recientes, si bien no había sido investigado por su relación con el terrorismo, sí lo fue por lazos con el “extremismo violento”, informó ayer en el Parlamento la premier Theresa May. En el pasado, Khalid Masood fue acusado de agresión, posesión de armas y alteración del orden público, por diversos hechos ocurridos entre 1983 y 2003, informó Scotland Yard. La última acusación, data de diciembre de 2003, cuando se le arrestó en posesión de un cuchillo. (Vía: La Vanguardia)

Estas técnicas de miedo son alimentadas por medios de comunicación que encuentran en la tragedia un pretexto para que la personas se resguarden en sus hogares, construyan un odio generalizado, en este caso contra la comunidad musulmana o que un presidente diseñe muros y absurdas medidas contra inmigrantes. 

Por último la sociedad civil de Londres viralizó el hashtag #WeAreNotAfraid, en donde también mostraba apoyo a los afectados del ataque.

ANUNCIO