Santiago Maldonado: la desaparición forzada que conmocionó a Argentina

Santiago no se perdió, ni se esfumó por arte de magia. No se trata de una persona extraviada. Se trata de una desaparición forzada‘, declaró Sergio, hermano de Santiago Maldonado.

El pasado 1 de agosto, Santiago fue subido a una camioneta de la Gendarmería Nacional Argentina, una fuerza federal de carácter militar; así lo afirman testimonios de esa tarde y desde ese entonces, su familia, amigos y un país entero reclaman su aparición con vida.

Los hechos sucedieron tras un operativo para desalojar a la comunidad mapuche Pu Lof en la provincia de Chubut, en Argentina, que protestaba por la liberación del activista Jones Huala. Aquel día Santiago fue a apoyar a la comunidad mapuche, la cual actualmente libra una batalla con la empresa textil Benetton por sus tierras. (Vía: El País)

Testimonios aseguran que la Gendarmería ingresó de manera violenta a la comunidad, disparó balas de goma y plomo y utilizó unidades de unimog (camiones medianos que utiliza el ejército argentino).

Los pobladores cruzaron el Río Chubut para escapar de la represión, Santiago no lo hizo; se cree que en ese momento fue detenido. Para la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich el operativo ‘fue bajo las reglas del uso racional de la fuerza’.

Una cronología realizada por la revista Mu ayuda a reconstruir lo que sucedió. Al finalizar el operativo, tras percatarse de que faltaba Santiago y de oír testimonios sobre cómo la Gendarmería se lo había llevado, los pobladores y activistas que se encontraban en el lugar iniciaron una búsqueda.

Al atardecer llegó el titular de la Defensoría Federal de Esquel, Fernando Machado, que tomó testimonios en la comunidad.  
Al día siguiente fuimos a los Escuadrones de Esquel y El Bolsón y en los dos nos negaron que estuviera detenido Santiago.
Ese mismo día se presentó la denuncia por desaparición forzada“, detalla Julio Saquero, integrante de la Regional Noroeste de Chubut de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). (Vía: Mu, Cooperativa La Vaca)

El 4 de agosto comenzó la audiencia en el Juzgado de Esquel. En esa primera audiencia la Gendarmería debía presentar un informe del operativo pero no lo hizo y sólo declaró que no tenían detenido a Santiago Maldonado. 

Por su parte, Patricia Burllrich negó que la Gendarmería se lo hubiese llevado, incluso, puso en duda que el joven de 28 años se encontrara en el lugar, esto, pese a los testimonios de activistas, defensores, familiares y pobladores.

Por si no fuera poco, en algún momento llegó a decir que quizá Santiago había sido acuchillado por comerciantes del lugar e incluso agredido por un poblador mapuche, desafortunadamente esas versiones corrieron por algunos medios argentinos.

Cinco días después se realizó el primer rastrillaje de la zona, ahí se pudo localizar un gorro de Santiago. Además, los perros lograron reconocer el rastro del joven.

Hasta ese momento las autoridades lograron aceptar lo que familiares y la comunidad habían dicho: que Santiago estuvo en el lugar. 

Nueve días después las autoridades decidieron investigar en los escuadrones de la gendarmería de Esquel y el Bolsón, las dos ciudades cercanas a la comunidad mapuche y de donde partieron las unidades militares para realizar el operativo.

A esta revisión asistieron dos integrantes de la APDH quienes declararon que en el rastrilleo en El Bolsón se revisó un camión Unimog que estuvo el 1 de agosto, en él se encontró cabello, una cuerda y rastros de sangre. Aún se está a la espera de los resultados de ADN.

 

El reclamo de un país 

El 11 de agosto organizaciones de derechos humanos y sociedad civil se dieron cita en la Plaza de Mayo para reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado. 

El hermano de Santiago estuvo acompañado por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS Capital y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entre otras organizaciones que tienen historial en tragedias semejantes.

Que aparezca Santiago lo antes posible. Te quiero ver. Estoy orgulloso de vos. La voy a pelear hasta el final. No me importa un carajo lo que me pase, quiero a Santiago con vida“, expresó Sergio Maldonado ante miles de personas. (Vía: Infobae)

 

Por su parte, Nora Cortiñas, cofundadora de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, responsabilizó al estado de la desaparición de Santiago y exigió la renuncia de la ministra Patricia Bullrich. 

Las muestras de solidaridad no dejaron de llegar a la familia y amigos de Santiago.

 

Paralelamente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresó que los derechos de Santiago Maldonado se encuentran en una situación de grave riesgo.

La Comisión solicitó al Estado argentino que: a) adopte las medidas necesarias para determinar la situación y paradero de Santiago Maldonado, con el fin de proteger sus derechos a la vida e integridad personal; y b) informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos (desaparición forzada).

 

La fiscal federal de Esquel, Silvia Avila, quien lleva la investigación del caso, resolvió solicitar el cambio de la causa la investigación de Santiago Maldonado a ‘desaparición forzada’. Pero aún se espera respuesta del gobierno, quien se había rehusado a renombre el caso, amenos que la Justicia así se lo expidiera.

Si quieres saber más sobre Santiago Maldonado puedes revisar la página que familiares han habilitado para desmentir las falsedades que han dañado el proceso.

También puedes encontrar muestras de solidaridad como el mensaje de padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.