Reportan aumento de ataques de pavos salvajes en Connecticut

Los residentes de la localidad de Stamford en Connecticut sienten que han ingresado a una trama de Alfred Hitchcock: desde hace semanas han reportado un alarmante aumento en los ataques de pavos salvajes.

via GIPHY

Según los residentes, los pavos literalmente “los acechan y los atacan” afuera de sus casa, en los patios y en las aceras de esta localidad que cuenta con apenas más de cien mil habitantes, en el noreste de los Estados Unidos. (Vía: NBC)

El problema se ha vuelto lo suficientemente grave como para que los ancianos tengan miedo de abandonar sus casas y muchos teman por la escuela primaria de la localidad.

¿Cómo una especie diezmada pasó a perderle el miedo al prójimo humano, al grado convertirse en una amenaza?

El biólogo Michael Gregonis, del Departamento de Protección Animal, explicó a los medios que uno de los problemas en este caso es que las aves están tan habituadas a que las alimenten los humanos que han terminado por perderles el miedo.

Protección Animal ha tenido grandes problemas para capturar a estos animales que son una especie protegida (por lo que cazarlos y cocinar pavo no es la solución idónea). Casos semejantes también se han reportado en el estado de Nueva York.

Por lo pronto, quienes más han sufrido el acecho de estas aves son los carteros quienes al parecer han visto cómo sus rondines de entrega se han convertido en una excursión extrema.

El pavo salvaje es una especie protegida que a principios de los años noventa rozaba los 200 mil especímenes. Sin embargo, gracias a las labores de ambientalistas, la especie ha ganado terreno.

https://twitter.com/hooahzach/status/898948580790108161

Actualmente, la Federación Nacional del Pavo Salvaje (Sí, eso existe) estima actualmente hay 6 millones de pavos salvajes en Estados Unidos. (Vía: America Hunt)

via GIPHY

¿Alguien pensó en Birds de Hitchcock? Ya saben, queridos lectores: teman de los guajolotes que andan desmecatados; Connecticut ahora mismo es el infierno de cualquier persona con ornitofobia.

via GIPHY