El presidente de Turquía consideró “incompletas” a mujeres sin hijos

El presidente turco afirmó que rechazar la maternidad y "las tareas del hogar" supone para la mujer "perder su libertad".
Turquía

Recep Tayyip Erdogan, quien es el presidente de Turquía, declaró que las mujeres que no tienen hijos por poner su carrera laboral primero “niegan su feminidad”, quedan “incompletas” y son solo “la mitad de una persona”.

“Una mujer que renuncia a la maternidad diciendo “estoy trabajando” está negando su feminidad. Es mi pensamiento sincero”, aseguró Erdogan en un encuentro de la Asociación de Mujeres y Democracia.

Y es que el presidente turco Erdogan afirmó que rechazar la maternidad y “las tareas del hogar” supone para la mujer “perder su libertad”.

“Le falta algo y es mitad persona, no importa cuánto éxito tenga en el mundo de los negocios”, afirmó el político.

Por su parte, la “Plataforma contra los asesinatos de mujeres”, un grupo contra la violencia de género, convocó protestas en Estambul y Ankara bajo el eslogan “La mujer es mujer, es mitad sólo en tu mente”.

A su vez, también algunos expertos islámicos criticaron que el mandatario turco pidiera en su discurso que las mujeres tengan al menos tres hijos, argumentando que esa recomendación viene directamente del profeta Mahoma, ya que no hay ninguna doctrina religiosa sobre cuánta descendencia deben tener los musulmanes.

Asimismo, Arzu Cerkesoglu, secretaria general del sindicato izquierdista DISK (Confederación de Sindicatos Revolucionarios) solicitó a las mujeres, en declaraciones al diario Cumhurriyet, luchar contra ese tipo de mensajes.

También destacados artistas, como la violinista Suna Kan y la escritora Inci Aral, criticaron duramente las palabras de Erdogan. Por ejemplo, Nevsin Mengu, una popular presentadora de la emisora CNNTürk, respondió a Erdogan que el que ella tenga o no hijos no es de su incumbencia.

No quiero (tener hijos). ¿Vas a forzarme a que sea madre? No es asunto tuyo. No es asunto de nadie”, dijo la periodista.

Cabe destacar que esta no es la primera vez que el presidente turco provoca con sus palabras el enfado de las mujeres. En el pasado Día Internacional de la Mujer –celebrado el pasado 8 de marzo– Erdogan había afirmado que “una mujer es más que nada una madre”, destacando que la población femenina no puede estar liberada si de esta forma “se destruye el concepto de familia”.

Citando referencias del Corán, Erdogan aseguró que su religión, el Islam,“define una posición para las mujeres: la maternidad”. En su momento, la esposa de Erdogan, afirmó los harenes del Imperio otomano fueron “escuelas de vida”.