Kim Jung Un ‘pone pausa’ al bombardeo de Guam; sí, al parecer es más listo que Trump

ACTUALIZACIÓN: Para sorpresa de muchos (y, al mismo tiempo, de nadie), Corea del Norte ha decidido “pausar” los planes para bombardear la isla de Guam, territorio estadounidense y sede de dos de sus principales bases del Pacífico, hasta que puedan “observar un poco más de la tonta y estúpida conducta de los Yankees”.

Sí, tal como leyó, querido lector: Kim Jung-Un, el líder autoritario de Corea del Norte, el mismo al que se ha acusado una y otra vez de ser un demente con ganas de iniciar una tercera guerra mundial, resultó ser, en comparación con Donald Trump, el “mejor hombre”, y, ante la retórica incendiaria e irracional de Trump, dio un paso a para desescalar las tensiones. (Vía: Reforma)

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, desde que iniciaron los conflictos entre Pyongyang y Washington, ha lanzado declaraciones en las que, si bien no hace mención directa de Trump ni de sus amenazas, deja en claro que su gobierno y los ciudadanos de Corea del Sur serían los únicos que tienen el derecho a decidir sobre un conflicto armado con su vecino (y con quien, legal y formalmente, mantienen una guerra abierta desde 1951).

Aunque ya Un declaró, a través de la televisora oficial KCNA que “detendrán” la planificación, James Mattis, el general secretario de Defensa de los Estados Unidos, ha dicho que “si Corea del Norte bombardea Guam, será una declaración de guerra”. Mientras, todos seguimos viendo cómo se desarrolla una crisis tanto interna como exterior en Estados Unidos. (Vía: New York Times)

*****

Agosto 11: Sigue la competencia para ver quién escupe más lejos. Después de que Kim Jong-Un relatara detalle el plan que tiene su ejército para atacar la isla estadounidense de Guam, en KCNA (el medio de propaganda del régimen norcoreano); Donald Trump respondió a través de un tuit que no ha liberado la tensión:

Después de sus declaraciones sobre “hacer caer fuego y furia” sobre el país asiático, por alguna razón creyó que “sus declaraciones no fueron lo suficientemente fuertes”, así que remarcó tanto de propia voz como en Twitter las amenazas que, en realidad, tienen preocupados a todo el mundo.

Si [Kim Jung-Un] hace algo en Guam, ocurrirá algo que el mundo nunca ha visto en Corea del Norte. No es un reto, es una declaración. No tiene nada que ver con un reto. Es una declaración.” (Vía: New York Times)

Mientras que sus más cercanos colaboradores insisten en decir que lo que está ocurriendo es muy parecido a la “Crisis de los misiles” de 1962 entre Cuba, Estados Unidos y la URSS, para los analistas que no dependen de los caprichos del cheeto presidencial, estas declaraciones y tuits están llegando a extremos de verdad peligrosos.

Finalmente, de este lado de la frontera sólo nos queda esperar y ver… y confiar que, si se desata la guerra nuclear, Corea del Norte apunte bien, que si no, ya valimos.

*****

La tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos sigue aumentando, ahora que el Washington Post ha publicado que la inteligencia militar de ese país ha confirmado que el país asiático ha podido armar balísticamente sus misiles de largo alcance.

Donald Trump y Kim Jong-Un siguen una estrategia de amenazas y “demostraciones” dignas de peleas de bravucones de la secundaria. Los constantes pleitos, mediados a través de la agencia de noticias oficial de Corea del Norte y de los medios estadounidenses, dejan claro que ninguno de los dos tiene el más mínimo interés en reducir sus amenazas.

Ayer, antes de entrar a una junta sobre drogadicción, Trump respondió a la publicación de que Corea del Norte podría estar a nada de ser una potencia nuclear diciendo que:

North Korea best not make any more threats to the United States. They will be met with fire and fury like the world has never seen. He has been very threatening beyond a normal state. And as I said, they will be met with fire, fury, and, frankly, power, the likes of which this world has never seen before. (Vía: whitehouse.gov)

Sí: una amenaza, porque eso va a ayudar…

En respuesta, Pyongyang, a través de su agencia noticiosa, KCNA, ha informado que el ejército norcoreano está analizando la posibilidad de un operativo de “fuego envolvente” contra Guam, el territorio estadounidense donde se encuentran sus principales bases marítimas y aéreas. (Vía: The Guardian)

Ante esta otra amenaza, la Fuerza Aérea estadounidense envió dos bombarderos con capacidades nucleares a la base Anderson. Lo curioso fue que se publicó un tuit avisándolo, pero justificando la acción: no es que haya miedo del ataque, sino que, en realidad, esos bombarderos van a realizar ejercicios militares junto con las fuerzas armadas de Corea del Sur y Japón (dos aliados que están más que nerviosos con la guerra fría que se está desarrollando frente a ellos). (Vía: BBC Mundo)

Por si la situación no fuera complicada, Trump fue a Twitter a terminar sus amenazas: según él, la primer orden que dio siendo presidente fue la modernización y “renovación” (?) del arsenal nuclear estadounidense, por lo que hoy, dice, es más fuerte que nunca antes… eso sí, espera no utilizarlo, pero “no habrá un momento en el que [los Estados Unidos] no sean la nación más poderosa del mundo!” (Vía: Animal Político)

Sí, estamos ante una situación extraña (para nuestra generación, al menos): estamos viendo el inicio de otra guerra fría, pero esta vez, en lugar de estrategas, políticos y espías, pareciera que quienes la dirigen son dos gordos berrinchudos y (probablemente) impotentes.

ANUNCIO