Catar es aislado por sus vecinos: crisis en la península arábiga

De la noche a la mañana, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y (por alguna razón) Egipto, cortaron lazos diplomáticos, comerciales y militares con Catar, pues acusan a la pequeña península de ser patrocinador de “grupos radicales” y de tener lazos profundos con Irán.

Catar -un país con muy poca población, sin un Producto Interno Bruto importante ni con un papel estelar en la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP)-, era el único país de la península arábiga que, abiertamente, ha apoyado a grupos radicales: desde los insurgentes musulmanes yemeníes y sirios hasta la Hermandad Musulmana que tomó brevemente el poder en Egipto después de la Primavera árabe en 2010. (Vía: The Guardian)

En realidad, todos los países árabes han sido investigados en cortes internacionales por aportar dinero a este tipo de asociaciones, algunos, como Arabia Saudita, incluso están en medio de una batalla legal en la Corte Internacional por supuestos crímenes de guerra por una serie de bombardeos que realizó contra población civil en Libia. Sin embargo, el crimen más severo del que estos países acusan a Catar (y por el que ya no le están hablando), es la profunda relación de amistad diplomática que tiene con Irán, país que no ha dejado de luchar una y otra vez por ganar influencia en las decisiones de la liga árabe.

Unos acusan la visita de Donald Trump el mes pasado a Arabia Saudita como el detonante de la reacción del líder de la zona: envalentonados por la actitud del presidente de los Estados Unidos, por sus constantes ataque a Irán sin ningún reparo por la delicada diplomacia internacional que otros líderes mundiales han tenido (porque todos los demás saben todas las vidas que hay en juego cuando se dice “mal” algo); otros, señalan que las relaciones diplomáticas entre Catar y el resto de la península siempre han sido tensas, por lo que es una decisión que iba a llegar, pero nadie sabía cuándo. (Vía: BBC)

Catar es una península dentro de la península arábiga, sin agua ni tierra fértil, depende exclusivamente del comercio (y de sus yacimientos de petróleo y gas); dado que 40% de sus alimentos ingresan por tierra vía Arabia Saudita, Al Jazeera, la agencia estatal catarí, ha reportado compras de pánico en los supermercados, donde ya se muestra desabasto. La bolsa de valores Doha, la capital, se ha desplomado 8% y, aunque no se ha registrado un impacto en los precios internacionales del petróleo, muchos estiman que sólo falta que algo más ocurra para que eso pase. (Vía: Al Jazeera)

Si bien su propio ejército es prácticamente simbólico, en el país está la Base Central de Operaciones de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, donde están estacionados 10 mil soldados, unidades blindadas y aviones, desde esa base son ejecutadas todas las operaciones militares estadounidenses de la región; por lo mismo, la tensión diplomática del momento podría tener implicaciones para la inestabilidad en la región.

Y es así que una escena de la película Chicas Plásticas se vuelve real, tiene implicaciones políticas y podría costarle la vida a miles…

ANUNCIO