Hillary Clinton: “No pondremos un muro, haremos un camino”

Ayer por la noche concluyó la Convención Nacional del Partido Demócrata en el pabellón Wells Fargo de la ciudad de Filadelfia. Los demócratas presentaron a su candidata oficial a la presidencia, Hillary Clinton, luego de tres días de escuchar las propuestas y los discursos de los simpatizantes de Clinton.

Recordemos que el lunes 25 de julio, día en que inició la Convención, las personas que apoyaban la candidatura del senador Bernie Sanders, protestaron por la filtración de información que hizo Wikileaks el fin de semana pasado de 19 mil correos electrónicos en los que altos funcionarios del Partido Demócrata favorecían a Hillary Clinton sobre Sanders en el momento en que los dos competían por la candidatura oficial. La poca transparencia que reflejó este suceso, causó indignación entre los seguidores de Bernie Sanders.

A pesar de que diversas figuras públicas, desde los Obama hasta la actriz Mery Streep, aprovecharon los espacios de la Convención en estos últimos días para llamar a la unidad y alertar a los votantes de los peligros que se avecinarían si Donald Trump llegara a la Casa Blanca, al inicio del discurso oficial de Clinton, esta fue abucheada.

Aún así, Clinton dio un discurso que pasó por temas como la inmigración, el control de armas y la equidad de género.

Aseguró que impulsará programas para naturalizar a los millones de inmigrantes que radican ilegalmente en EEUU y que contribuyen a la economía del país. Dejó claro que la construcción del muro es una iniciativa descabellada: “Creo que cuando tenemos millones de inmigrantes trabajadores que contribuyen a nuestra economía sería contraproducente e inhumano intentar expulsarlos”, señaló Clinton (Vía Sin Embargo).

También, como era de esperarse, atacó a Donald Trump. Primero hizo observaciones sobre su carácter explosivo, sobre lo polémico de muchos de sus comentarios xenófobos y racistas. Al respecto, dijo: “Un hombre al que puedes picar con un tweet, no es un hombre al que le podamos confiar el control sobre armas nucleares” (Vía Vox).

A partir de este momento, Clinton cuenta con solo unos meses para unificar a los seguidores del Partido Demócrata y convencer a los estadounidenses que cualquier error o contradicción que haya cometido como Secretaria de Estados no es mayor al daño que podría hacer Donald Trump a Estados Unidos si llegara a la presidencia. ¿Cuál será la estrategia de la candidata demócrata?