Hallan diez mil ranas muertas junto al lago Titicaca

Habitantes de Puno, Perú hallaron 10 mil ranas muertas junto al río Coata, que desemboca en el lago Titicaca. (Vía: El País)

Se trata de una especie endémica del lago que comparten Perú y Bolivia que además se encuentra en un peligro crítico de extinción y que se caracteriza por ser muy sensible por los pliegues que posee en la piel, de donde extraen todo el oxígeno que necesitan. A esta especie la conocen como “centinelas ambientales” porque en cuanto hay modificaciones en el ambiente, son las primeras en morir. Se cree que la causa de la muerte de las ranas gigantes es la contaminación.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró a esta especie en peligro de extinción desde el año 2014 y tras el acontecimiento, se hizo un llamado al Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) para que, en conjunto con Roberto Elías -veterinario responsable del programa Perú del zoológico de Denver e investigador de la Universidad peruana Cayetano Heredia-, realizaran la investigación que determinaría la causa de la muerte. (Vía: El País)

Roberto Elías es un experto en anfibios que desde el año 2010 trabaja en un programa para la conservación de las ranas pero no fue capaz de determinar qué había sucedido con las pruebas que Serfor envió, debido a que las muestras que estos enviaron ya se encontraban en estado de descomposición. Por ello, viajará en la semana al lago para así realizar pruebas al agua tanto del lago como del río.

En meses recientes, el ayuntamiento de Puno realizó tareas de limpieza del fondo del río con una draga, maquinaria pesada que remueve el fondo. El problema es que allí se vierten todo tipo de residuos de la producción agrícola y minera de la región, “Las aguas residuales, además, llegan sin tratar”, señaló Elías. (Vía: El País)

El veterinario piensa que el remover el fondo durante las tareas de limpieza, pudo liberar una sustancia tóxica que terminó matando a las 10 mil ranas.

Otro de los problemas que enfrenta el río es el comercio ilegal y aunque ya se han implementado leyes para combatirlo, aún “hace falta mano dura para hacer cumplir esa legislación”, afirmó Roberto Elías. (Vía: El País)

Por su parte, Arturo Muñoz, biólogo del Museo de Historia Natural Alcide D’Orbigny e investigador de la Universidad de Gante, está al frente de la Iniciativa Anfibios de Bolivia y comenta que este es un suceso que ya se ha dado antes pero por causas aisladas. Asegura que es necesario implementar un plan conjunto de conservación del lago Titicaca entre Bolivia y Perú para dar seguridad a las especies que en él habitan.

Concluyó afirmando que, “En el lago se está creando un ambiente tóxico que en cuanto se vuelva a remover por el motivo que sea, se van a volver a producir las muertes masivas”. (Vía: El País)