Un túnel más: fuga de reos en Tamaulipas

A través de un túnel de 5 metros de profundidad y 40 metros de largo, la madrugada de este jueves se fugaron 29 reos del penal de Ciudad Victoria, Tamaulipas. De acuerdo con las publicaciones de la cuenta de twitter Vocería Seguridad Tamaulipas.

Casi una hora después tres reos fueron recapturados; hacia las 11:30 de la mañana, Luis Alberto Rodríguez, vocero de seguridad de Tamaulipas,  comunicó que al momento sumaban 12 reos reaprehendidos.

La prisión, reconoció Rodríguez, tiene 40 años de haberse construido, por lo que se considera deteriorada, y tiene una sobrepoblación de unos 160 internos. Las autoridades están en proceso de destruir construcciones irregulares y con autogobierno (es decir: donde los reos se rigen a sí mismos al margen de las autoridades), donde se ubicó el túnel. (Vía: Animal Político)

Que la prisión sea “vieja”, como alegó el funcionario, o sea un penal de máxima seguridad no son factores de primera instancia que puedan explicar la construcción de un túnel, probablemente durante meses. La sobrepoblación y corrupción por parte de funcionarios son las principales razones a investigar y atender.

Aunque admitió que dos personas del área administrativa estas sujetas a investigación, el director y el jefe de vigilancia, además de 38 custodios, su mayor argumento fue que la fuga es consecuencia de los autogobiernos dentro de la prisión. Si su primer medida es acabar con ellos, ¿cómo va a garantizar la seguridad de los reos? ¿De qué manera evitará que suceda un conflicto violento dentro del penal?

El hecho ocurre una semana después de la huida de cinco miembros del Cártel de Sinaloa. Entre ellos se encontraba Juan José Esparragoza, “El Negro”, hijo de uno de los cofundadores del cártel junto al célebre narco Joaquín “El Chapo” Guzmán, ahora encarcelado en Estados Unidos. (Vía: El Economista)

No olvidemos que la tragedia en el penal de Topo Chico dejó un saldo de 49 personas muertas y que en su momento el gobernador de Nuevo León, El Bronco, dijo que era un penal tan viejo “que no es difícil que se salgan los reos cuando todos empujan una puerta o tratan de brincar un malla”. (Vía: Excélsior)

Publicidad