En Wall Street se cuestionan si curar enfermedades es un ‘negocio sustentable’

Desde Wall Street, la firma Goldman Sachs ha hecho la siguiente pregunta: “¿curar pacientes es un negocio sustentable?”. Ésto, tras abrirse el debate de la industria de las curas genéticas, que podrían remediar enfermedades con una sola aplicación del tratamiento.

Fight Shape GIF - Find & Share on GIPHY

La respuesta que el grupo financiero dio fue simple: no. Estos tratamientos, aunque podrían beneficiar ampliamente a la sociedad, no son un negocio que se pueda sustentar y, por tanto, Goldman Sachs considera que eso terminaría esta industria hasta su desaparición en el mediano plazo.

“El potencial de entregar ‘curas de una sola aplicación’ es uno los aspectos más atractivos de la terapia genérica y la terapia de ingeniería genética y la biotecnología Sin embargo, estos tratamiento ofrecen un perspectiva diferente al de los tratamientos al de los tratamientos de enfermedades crónicas.

“Mientras constituyen un grandísimo valor para los pacientes y la sociedad, también representa un reto para los desarrolladores de la medicina genética que buscan un flujo constante de dinero

El caso que analizó esta firma fue el de Gilead Sciences’, que desarrolló un tratamiento para la Hepatitis C de este tipo con un rango de éxito del 90%, logrando ganancias de 12.5 mil millones de dólares en 2015, pero a partir de ese momento sus ingresos han ido en picada.

Claro, un tratamiento que ofrece una cura definitiva en casi todos los casos representa que no se tendrá que volver a usar nuevamente. Para los laboratorios que desarrollan esto significa que sus investigaciones dieron resultado, pero financieramente es un negocio que se termina en ese momento, pues no hay reincidencia.

Ante esto, los analistas de Goldman Sachs elaboraron tres propuestas para encontrar una solución al plano económico de esta industria científica:

  1. Buscar un mercado (de enfermos) más grande: la hemofilia es un mercado de salid que produce de 9 a 10 mil millones de dólares anuales (en casos tipo A y B) y que crece aproximadamente entre 6 y 7 % anualmente.
  2. Atacar enfermedades con una mayor incidencia: La Atrofia Muscular Espinal (AME) afecta células en la médula espinal, afectando la habilidad de caminar, comer o respirar.
  3. Invertir en innovación y expansión: hay cientos de enfermedades retinales (formas genéticas de la ceguera). La innovación en estos casos jugarán un papel en los futuros programas que cambiarán su enfoque y prioridad a estos temas.

Claro que es entendible la preocupación de Goldman Sachs. La salud pública y el derecho a ella es un tema que difiere mucho de los laboratorios médicos y de desarrollo genético. Finalmente, se trata de dos industrias que requieren de un mercado y que viven de ello, que en este caso son enfermedades.

La sustentabilidad refiere a que algo pueda sobrevivir por sí mismo en el mercado, teniendo un círculo concreto y fluido en el que la oferta y la demanda correspondan para que no exista sobreproducción o desabasto.

Estas terapias aseguran una mejora en la salud y su desarrollo ha sido enfocado exclusivamente desde esa perspectiva. Por otro lado, esto podría afectar su futuro desarrollo por falta de recursos.

Esto no significa que se deba desechar. Las propuestas del grupo financiero están en función del mercado actual, sin embargo existen posibilidades fuera de éste, y una de ellas es llevarlo al plano gubernamental y que eso se administre desde ahí.

Con información de CNBC

Por: Redacción PA.