Trump crea la ‘Fuerza Espacial’ Estadounidense

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó al Departamento de Defensa la creación de la Fuerza Espacial, una nueva división del ejército de ese país para dominar el espacio.

No es una broma y no esperamos ya que Donald salga a decirnos que todo fue una broma y parte de un realityshow producido por él mismo y Hilary Clinton.

El anuncio se dio en la reunión del recién creado Consejo Nacional Espacial, una agencia dedicada a regular el tráfico espacial. Sin embargo, terminó siendo una reunión castrense, en la que se designó la creación del sexto órgano militar de EEUU. (Vía: El País)

Según Trump, este es un asunto de seguridad muy importante en el que no se pueden quedar rezagados ante su competencia, como lo es China, Rusia o el Imperio Galáctico.

“Nuestro destino más allá de la tierra no es solo una cuestión de identidad nacional, sino una cuestión de seguridad nacional, tan importante para nuestros militares y la gente no habla de ello”. (Vía: Código Espagueti)

Esta es la primera agencia militar que se crea desde hace 71 años, cuando se sumó la Fuerza Aérea. No fue precisamente una idea de último minuto de Trump, pues desde hace meses mostraba interés en ello, pero el día de hoy se ha convertido en un mandato presidencial.

Esta agencia no tendría la intención de ser como la NASA, que se dedica a la exploración espacial, sino que tendrá fines totalmente bélicos y de defensa, como cualquier organismo que esté dentro de del Departamento de Defensa estadounidense.

Por supuesto, parece y suena totalmente innecesario, siendo que el terreno espacial no tiene divisiones territoriales y no existe una forma de delimitar fronteras, sino que se toma como un complejo neutral, en el que la Agencia Internacional Espacial tiene departamentos divididos por naciones, en el que cada uno integra la estación, no su país.

En efecto, esto suena más a un plan del Doctor Malito o del Emperador Palpatine que un proyecto de un presidente que vive en la Casa Blanca y no en los Estudios Universal.

Los caprichos de Trump no solo han afectado a los migrantes o a los países que tienen relaciones comerciales con ellos, también han tornado la tensión por un conflicto nuclear en un juego de tweetazos y la investigación espacial un juego de ciencia ficción.

El día de hoy se convierte, de forma oficial, en el inicio de una carrera armamentística que no tendrá como objetivo un campo de batalla terrestre, sino un espacio que hasta ahora parecía ser el ideal de los cosmopolita y la caída de las fronteras.