Con truco de Los Simpson, policía inglesa detuvo a 21 maleantes

No estar al tanto de los chistes y referencias de una serie puede ser una condena… en este caso, de forma literal. Así le ocurrió a 21 delincuentes de Inglaterra que fueron capturados por la policía con una treta sacada de Los Simpson

Quienes nunca han tenido el gusto de seguir la serie, saben que las referencias a la familia de Homero Simpson en la vida cotidiana son tan inevitables como omnipresentes. El material de esta caricatura es tan vasto y tan variado que incluso algunos la usan como horóscopo; ¿cuántas veces no ha resultado que Los Simpson ‘predijeron’ un evento sin querer?

https://www.youtube.com/watch?v=rFNCnjoyw14

Sin embargo, no es tan frecuente que alguien se inspire en la serie; y menos aún, que se inspire una autoridad. Para atrapar a varios prófugos, la policía de South Yorkshire les envió una postal donde les aseguraba que se habían ganado un arcón navideño que incluía productos navideños, vino y champaña. Para adquirirla, los sospechosos solo debían indicar a qué hora podían recibirla. (Vía: El Clarín)

Con este simple engaño, en dos días la policía detuvo a 21 personas que, de otra forma, hubieran tardado meses en detener. Ciertamente, casi todos ellos eran buscados por delitos no tan graves: robo, conducir ebrios, fraude.

Difícilmente se hubieran animado a emplear esta técnica con criminales más peligrosos. Pero ese detalle no impide celebrar la proeza casi geek de la policía de South Yorkshire extraída del capítulo “La escéptica Lisa”.

En aquel episodio, Homero es timado por la policía: recibe un boleto que le asegura haber ganado una lancha en una rifa y al llegar a la estación de policía solo se encuentra, en un cuarto lleno de criminales, con la noticia de que debe más 176 dólares por 233 multas.

Si conocen a alguien que nunca en su vida ha visto Los Simpson, por favor, hágale llegar esta nota como un recordatorio de que su libertad o su vida podría depender eventualmente de una referencia a esa serie. Ver Los Simpson ya no solo es cultura: es cuestión de supervivencia.

Publicidad