‘Si los centros de detención son como campamentos de verano, ¿mandaría a sus hijos ahí?’ Senadora a oficiales de migración

Tres directores de las principales dependencias encargadas de migración y, por tanto, de la política inhumana de separación de familias que ejecutó por casi tres meses la administración, comparecieron frente al comité judicial del Senado de los Estados Unidos.

Uno de ellos, Matthew Albence, segundo al mando de ICE (Oficiales de Migración y Aduanas, por sus siglas en inglés). dijo que los centros de detención donde aún hay niños encarcelados son más “un campamento de verano” que una cárcel. Ante el comentario, la senadora demócrata por Hawaii, Mazie Hirono, le preguntó a todos los ahí citados si enviarían a sus hijos a esos campamentos de verano: todos trastabillaron, no supieron qué responder o, simplemente, desviaron la pregunta. (Vía: New York Times)

Luego de que Albence comentara lo de los ‘campamentos de verano’, la senadora Hirono les preguntó a los cuatro representantes de las dependencias migratorias si habían ido personalmente a alguno de los centros de detención. Sólo una persona, Jennifer Higgins, directora asociada de los Servicios de Ciudadanía y Migración (USCIS, por sus siglas en inglés), confirmó que había ido a dos.

Ya que fueron referidos como campamentos de verano, le pregunto: ¿usted mandaría a sus hijos a uno de estos centros?, preguntó directamente Hirono. Ninguno pudo responder directamente: Higgins dijo que no podría ponerse en los zapatos de un padre en esa situación, Albence dijo que ‘se estaba perdiendo el punto de la discusión’ y los otros dos sólo guardaron silencio y se hicieron los que la virgen les hablaba.

¿Qué se puede hacer frente a la crisis humanitaria en la frontera México-Estados Unidos?

Esta audiencia en el Senado se realizó luego de que la administración Trump falló en cumplir una orden judicial del 27 de junio de este año de reunir a todos los menores de 5 años con sus familias antes de que se cumplieran 14 días, o sea, el 11 de julio. Hoy, todavía hay alrededor de 490 niños y bebés que están detenidos en alguno de estos ‘campamentos de verano’. (Vía: CNN)

Mientras múltiples medios documentan los abusos y vejaciones que sufren los niños: desde recibir ‘drogas psicotrópicas’ sin cuidado médico, autorización de los padres o siquiera entendimiento de ellos mismos, hasta los presuntos traumas físicos y psicológicos que muchos padres identifican en sus hijos una vez que ya se han reunido con ellos.

Ayer mismo se reportó la primer muerte de un niño en estos centros de detención. ICE negó, a través de un tuit el señalamiento, sin embargo no negó que un niño haya muerto; esto, luego de que la abogada de migración, Mana Yegani, llevara a Twitter la denuncia. No hay mucha más información sobre el caso más que lo escrito por Yegani: un niño murió, aparentemente, por negligencia luego de que no recibió atención médica al contraer una enfermedad respiratoria por otro niño dentro del Centro de Detención Migratoria de Dilley, Texas. (Vía: Hill Reporter)

Esta crisis humanitaria, aunque ya alejada de los reflectores, está lejos de resolverse: más ahora, cuando la administración federal de los Estados Unidos sigue en desacato judicial y no hay quien vele por esos niños detenidos.

Por: Redacción PA.