Según varios nutriólogos, el aceite de coco es ‘prácticamente veneno’

De acuerdo a múltiples estudios en Estados Unidos y Europa que datan desde el 2016, el aceite de coco no es ni un ‘súper alimento’ ni te ayuda con tu colesterol, de hecho hace todo lo contrario: su contenido de grasas saturadas es tan alto que es más dañino que la mantequilla o la manteca y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

El aceite de coco se ha convertido, de un par de años para acá, no sólo en una opción alimenticia sino en toda una tendencia. Antes, el producto sólo se encontraba en tiendas naturistas o especializadas y hoy es fácil comprarla en cualquier supermercado (aunque eso no ha disminuido su costo).

Se le anuncia siempre como una opción no sólo saludable sino casi milagrosa: sin evidencia alguna que sostuviera estos supuestos ‘beneficios’ se dice que reducía el colesterol, ayudaba a bajar de peso, regulaba el metabolismo y toda la plétora de ‘beneficios’ que siempre se incluyen con cualquier ‘súper alimento’.

Sin embargo, desde que comenzó esta tendencia, a mediados del 2016, científicos y nutriólogos de varias universidades europeas y estadounidenses como Harvard y Freiburg, en Alemania, están insistiendo que, de hecho, no es tan saludable como lo da a entender la publicidad.

El aceite de coco, dicen, está compuesto en un 80% de grasas saturadas (justamente esas que a todo paciente con colesterol alto le dicen que evite). Tiene 30% más de este tipo de grasas que la mantequilla y el doble que la manteca de cerdo. (Vía: AHA Journals)

Esta alta cantidad de grasas saturadas no es buena para nadie, pues eleva las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares (infartos y embolias) que rebasan, por mucho, los presuntos beneficios que, quienes defienden la grasa, dicen que aporta.

Victoria Taylor, nutrióloga de la Fundación Británica del Corazón, dijo en entrevista a The Guardian:

“Hay especulación sobre la posibilidad de que algo de la grasa saturada presente en el aceite de coco sea mejor que otras grasas saturadas, pero hasta el momento no hay investigaciones de calidad suficientes como para darnos una respuesta definitiva. Lo que sí sabemos es que remplazar grasas saturadas por insaturadas (como las presentes en los aceites vegetales, de oliva o girasol) ha demostrado ser una opción efectiva para reducir los niveles de colesterol LDL por lo que, consideramos, es la mejor opción.” (Vía: The Guardian)

Wait What GIF by Shalita Grant - Find & Share on GIPHY

Con todo y que estos datos son públicos, el aceite de coco es principalmente utilizado como una opción ‘saludable’ en panadería, repostería y cocina vegetariana y vegana. En México sigue sin ser una opción asequible para todos: un kilo del ingrediente ronda los trescientos pesos en supermercados, comparado con los 33 pesitos de la ‘grasa comestible INCA‘.

Precios de grasas en Wal Mart
Precios de grasas en Wal Mart (Imagen: Wal Mart México)

Quizá el aceite de coco sea una opción para exfoliantes y para el cuidado del cabello, pero como ingrediente del día a día, lo mejor sería que, como la mantequilla y la grasa de tocino, se consuma con absoluta moderación.

Por: Redacción PA.