Se roban tiburón de acuario disfrazándolo de bebé

Actualización 28 Agosto 16:56

Cuando pensamos que el mundo era horrible (lo es), una luz se asomó al final del túnel. El acuario de San Antonio informó que se logró rescatar al tiburón robado y que se encuentra, por fortuna, en condiciones de salud estables y sin ningún daño.

Así mismo, informaron que la gente que robó al tiburón habían sido identificados en grabaciones de seguridad hurtando un dispensador de sales para los estanques en los que están los ejemplares marinos. Seguimos sin saber, realmente, si era gente demasiado entrenada o solo la seguridad del acuario es bastante escueta porque nadie espera que se roben animales de un acuario.

*********************************

La policía de Leon Valley está buscando a los responsables del hurto de un espécimen de tiburón. Este fue sustraído del acuario de San Antonio por tres individuos.

Autoridades locales, tras revisar los videos de vigilancia, informaron que se trata de un comando de tres personas altamente entrenado. Su estrategia no requirió ni de disparos, ni de herir a nadie… ni siquiera una amenaza hubo.

Su forma fue mucho más útil: disfrazaron al tiburón de bebé.

El video muestra claramente cómo el comando altamente entrenado está viendo a los tiburoncines bebé nada alegremente en su estanque. En ese, los visitantes tienen la oportunidad de interactuar con estos animales, que son muy dóciles contrario al prejuicio que existe contra esta variedad de fauna marina.

En un momento de distracción (seguramente planeado con tácticas militares israelíes, o algo por el estilo), uno de ellos saca al tiburón del estanque y lo envuelve en una cobija, aparentando que es un bebé. Así mismo, la otra cómplice retira a un bebé real de una carreola para que sea el vehículo de escape.

No transcurren más de 30 segundos entre que el tiburón sale del estanque y que estos ladrones comienzan a huir con toda tranquilidad del acuario. Una táctica y estrategia bien utilizada, sin ningún tipo de daño colateral.

La policías, horas después, rastreó el vehículo en el que abandonaron las instalaciones del acuario. Sin embargo, la camioneta en la que se transportaban también era robada (esta no la disfrazaron de nada), por lo que no tienen otra pista para poder seguir investigando su paradero por el momento.

Según los reportes actuales, ninguna persona ha sido detenida y la preocupación mayor de las autoridades es que el ejemplar de tiburón cornudo se encuentre en condiciones óptimas. Esta especie pertenece a la familia de los heterodontiformes, que de todas sus subclases solo el tiburón cornudo sigue existiendo.

El móvil del rapto no queda claro, ni tampoco por qué fue tan sencillo para estos tres retirar un ejemplar de una sala abierta al público. Así mismo, se desconoce si pertenecen a algún grupo de tráfico de fauna exótica o simplemente se les hizo fácil tomarlo porque “LOL, vamos a robarnos un tiburón”.

Con información de KSAT