Director de redes de Trump subió video de aeropuerto de CDMX inundado creyendo que era el de Miami

Los allegados, consejeros y funcionarios de Donald Trump a veces de plano dan más pena que coraje, causan más gracia que enojo. Para muestra está Dan Scavino, actual director de redes sociales de Trump, quien tuvo la puntada de subir un video del huracán Irma azotando el aeropuerto de Florida… pero en realidad era el aeropuerto de la Ciudad de México azotado por las lluvias de semanas recientes.

El video que subió erróneamente Dan Scavino es el siguiente, que seguro vieron ustedes con nosotros:

(¿A ustedes les parece mínimamente parecido a Miami!)

En efecto, a cualquiera se le puede ir un error semejante, subir un vídeo creyendo que es de una catástrofe cuando se trata de una situación distinta en otro lugar, pero si diriges las redes de un presidente tal vez debas ser más perspicaz.

Ayer domingo, Scavino se ganó un monto de críticas al subir el vídeo de las afectaciones pluviales del aeropuerto de CDMX con las siguientes palabras: “Así está el Aeropuerto Internacional de Miami. ¡Tengan cuidado!

https://twitter.com/GabrielaDow/status/907283942570549249

Lo más chistoso y triste de todo es que el pobre director de redes compartió su errorzazo con el vicepresidente, Mike Pence, y con el mismísimo Donald Trump. (Y luego dicen que los medios serios son los que promueven las fake news, eh.)

Fue una autoridad quien lo tuvo que corregir antes de que siguiera compartiendo el bulo. El mismísimo Aeropuerto Internacional de Miami tuvo que aclararle a Scavino que las imágenes eran de la CDMX.

El aeropuerto de Miami recibió muy severos daños por el paso del huracán Irma sobre las costas de Florida. Cerrado desde la noche del viernes, resultó ser uno de los sitios más afectados por la tormenta.

Luego de ser corregido, Scavino borró el tuit y se disculpó alegando que ese vídeo estaba entre los cientos de imágenes y vídeos que recibía en ese momento sobre el paso de Irma por las costas norteamericanas. (Vía: Sin Embargo)

Igual quedará para la posteridad su osazo.