Roban escuela 40 veces: no tienen agua, luz ni muebles, pero siguen dando clases

El Centro de Educación Integral “Vicente Suárez” está ante una situación crítica. La escuela ha sido blanco de robo 40 veces en los últimos dos años, logrando que la institución esté, hoy, con el material mínimo para dar clases y en condiciones indignas para el desarrollo pedagógico de un niño. (vía: El Universal)

Roban escuela 40 veces: sin agua, luz ni muebles siguen dando clases
Foto: El Universal

Según reporta El Universal, a esta escuela en la colonia Guauyulera asisten niños de “familias pobres” y de “familias disfuncionales”. Son 125 alumnos con los que cuentan en matrícula, que tienen que asistir a tomar clases en instalaciones que ni siquiera cuentan con energía eléctrica o instalación de agua, porque se han robado hasta los cables y las tuberías.

La directora del plantel aseguró que han buscado el apoyo de las autoridades, pero lo único que han hecho es mandar un par de policías que llegan al lugar, revisan y se van sin hacer más:

Ya casi pierdo la cuenta (de los robos). Siempre hemos denunciado ante el Ministerio Público; viene la policía, pero nunca han hecho nada. (vía: El Universal)

Roban escuela 40 veces: sin agua, luz ni muebles siguen dando clases
Foto: El Universal

El problema en este momento para los docentes y alumnos, es que no sólo han sido robos, sino que también han destrozado puertas, ventanas y parte del mobiliario. Incluso, se roban las despensas con las que alimenta a los niños que van a jornadas escolares de 10 horas. Ahora mismo, sólo se han quedado con bancas, escritorios y pizarrones, porque son cosas mucho más difícil de vender, aunque eso les posibilita el poder seguir dando clases a pesar de todo.

Es evidente que cada uno de los 125 niños que integran la escuela están en un constante riesgo. Aunque ninguno de los robos se da a plena luz del día, las condiciones que tiene actualmente el lugar no son dignas para que puedan ejercer su derecho a la educación.

Por otro lado, la complicidad de las autoridades de Saltillo, tanto de seguridad como educativas, está en el silencio y la nulidad de acciones que ha emprendido para garantizar la seguridad y la dignidad de la educación que pueden recibir los alumnos, que se junta con el poco interés de los padres. Ahora sí, y con justa razón: ¿alguien, por favor, quiere pensar en los niños?

Por: Redacción PA.