Roban a adulto mayor invidente en Azcapotzalco

Cámaras de seguridad de la Delegación Azcapotzalco lograron captar el robo a un transeúnte invidente. Este fue realizado por un joven, en uno de los callejones de la colonia Nueva España, que se encuentra a un costado del deportivo Reynosa, la Alameda Norte y la Arena Ciudad de México. (Vía: Tribuna)

En el video proporcionado por cámaras de seguridad privadas y difundido a través de redes sociales, se puede observar al ladrón hablando amablemente con el adulto mayor, identificado por testigos y usuarios de redes como “Trini”, que así mismo fue reconocido como un vendedor ambulante de gelatinas.

Después de caminar un tramo de unos 10 metros juntos, el joven identificó el monedero del adulto mayor y se lo arrebató, aunque no con mucha habilidad, pues a pesar de actuar con total alevosía, estuvo a punto de no lograrlo si no es porque Trini no estaba en posibilidades de defenderse.

El vendedor ambulante, ante la confusión, no pudo hacer otra cosa que quedarse quieto. El ladrón huyó en sentido contrario al que estaban caminando con anterioridad y, hasta el momento, no se sabe si fue identificado o si Trini levantó una denuncia formal.

Las condiciones de seguridad en Azcapotzalco decayeron en el último año. Durante 2017, se registraron 5 mil 967 carpetas de investigación de robos y asaltos (con y sin violencia). Así mismo, las denuncias hechas frente a Ministerio Público fueron 10 mil 676, representando 29 por día. (Vía: El Universal)

Esto representa un incremento de 3.5% en materia de robos y asaltos. El caso de Trini no es muestra general de la situación de inseguridad en esa delegación, pero sí demuestra que las condiciones de seguridad en Azcapotzalco no son suficientes para que una persona de la tercera edad, además invidente, labore con total seguridad. (Vía: Animal Político)

Imagen: Facebook

De momento, la solución que han propuesto los usuarios de redes es… seguirle comprando para que recupere lo que perdió. Mientras que incentivar el mercado sí es responsabilidad de los consumidores, la de proveer seguridad y políticas públicas para el combate a la delincuencia, es responsabilidad de las autoridades.