‘¡Regresa a tu país!’, le gritan a un hombre de 92 años mientras lo golpeaban con un ladrillo

Rodolfo Rodríguez, migrante mexicano de 92 años, fue golpeado por una mujer y un grupo de hombres el pasado 4 de julio en Willowbrook, una comunidad de Los Ángeles, California. Mientras lo golpeaban, testigos indican que le gritaban “¡regrésate a tu país!”

El 4 de julio es una fecha significativa para los Estados Unidos, no sólo es el día en el que celebran su independencia, sino que es, también, el día que siempre rompe récords de crímenes de odio, particularmente xenófobos: para muchos estadounidenses, es la fecha ideal para recordarle a cualquier migrante (o que lo parezca) que el país de unos y no de todos los que lo habitan, lo fortalecen y lo hacen vivir.

El señor Rodríguez se suma a la larga lista de ataques racistas y xenófobos que ocurrieron ese día por la simple razón de chocar accidentalmente con una pequeña de 5 años en la calle.

De acuerdo a la declaración de la víctima, él iba caminando por la banqueta en su paseo regular de la mañana, cuando accidentalmente chocó con una niña de 5 años, quien cayó y comenzó a llorar. Tras esto, una mujer, presuntamente su madre, se lanzó contra Rodríguez con los puños acusándolo de querer tocar a su hija.

El señor, de 92 años, no habla inglés por lo que los gritos y los ataques sólo fueron eso, no tuvo oportunidad de defenderse (¡tiene 92 años!). Luego llegó un grupo de hombres que se sumaron al ataque. La mujer tomó un ladrillo y comenzó a golpearlo.

Finalmente una mujer, Misbel Borjas, quien grabó y transmitió en vivo en Facebook el ataque, se paró en la calle y logró rescatar al anciano, quien, sangrando, apenas pudo decir su nombre y su dirección. Borjas lo llevó de vuelta a su casa, donde pudieron darle atención médica.

De acuerdo al diagnóstico, Rodrigo tiene varias costillas fracturadas, fisuras y fracturas importantes en varias partes del cráneo y una contusión mayor. Debido a su estatus migratorio, su familia no puede llevarlo al hospital y temen ser deportados cuando presenten una denuncia formal ante la policía.

En los Estados Unidos de Trump, las minorías son las más vulnerables: todo quien las ataque sabe que no habrá consecuencias: ellos temen denunciar, ellos saben que no pueden responder los golpes, ellos saben que cada momento en ese país podría ser el último.

Con información de KCBL 209, CBS Los Ángeles