El martes pasado, la policía de Kiev reportó que el periodista Arkady Babchenko, periodista disidente del régimen de Vladimir Putin, había…

Periodista reportado muerto regresa a declarar en Ucrania

El martes pasado, la policía de Kiev reportó que el periodista Arkady Babchenko, periodista disidente del régimen de Vladimir Putin, había sido asesinado la noche anterior: tiros en la espalda en su departamento. El jueves se presentó a la policía: todo fue parte de un plan para atrapar a un asesino a sueldo.

Sí, parece una película mala de esas que veías crudo un domingo al medio día, pero por muy falso que pueda parecerte, esta historia tiene todos los elementos de la política rusa contemporánea: asesinos a sueldo, críticos del régimen, activistas indignados y un suspiro de alivio: ‘qué bien que no estamos en Rusia’.

Según medios locales, la esposa de Babchenko encontró a su marido tirado en la sala de su departamento sangrando, llamó a la policía y a una ambulancia pero, le dijeron, ya no había nada que pudieran hacer. La policía anunció su muerte y (como ocurre desde México hasta Kiev) prometieron llevar las investigaciones hasta dar con los responsables.

Pretty Little Liars GIF - Find & Share on GIPHY

Lo que nadie sabía es que, en realidad sí estaban detrás de alguien que eventualmente lo mataría: por el trabajo de Babchenko en Rusia se había convertido en un objetivo para varios poderosos en el país manejado por el jefe de Trump, Vladimir Putin.

Vladimir Putin Laughing GIF - Find & Share on GIPHY

Un ucraniano había recibido un pago de 40 mil dólares de parte de la Inteligencia rusa (esa que antes dirigía Putin en los tiempos soviéticos) para asesinar al periodista; y, porque en esta economía todo se trata de outsourcing, éste contactó a otro amigo para hacer el trabajito.

Tanto el operativo ruso como el primer contacto en Ucrania fueron detenidos el miércoles en la noche. Aunque Babchenko no pudo entrar en detalles de la operación cuando reveló su regreso al reino de los vivos, lo primero que hizo fue pedirle disculpas a su esposa… y pues qué pedo, cómo chingados no.

Para el Kremlin, todo se trata de un compló en su contra. Tal como ocurrió con el envenenamiento del ex espía en Londres, para el presidente de la comisión de asuntos internacionales del Senado ruso (oficialmente se llama “Consejo de la Federación”), Konstantin Kosachev, todo son mentiras y el presidente de la Duma (la cámara de diputados), dijo estar muy feliz de que esté bien el periodista.

Babchenko ha sido atacado frecuentemente por los medios oficialistas y, desde febrero de 2017, vive exiliado en Kiev. ¿Cuánto más le durará el chiste de seguir entre los vivos?

Con información de CBC