Senado gasta 1.2 millones al año en cortes de pelo, porque tienen en orden sus prioridades

El Senado de la República gasta, al año, un millón 289 mil pesos en cortes de pelo. No, no es broma. Sí, es en serio. Cinco peluqueros atienden a los 128 legisladores federales (y sólo a ellos) en una estética en el segundo piso del edificio de sus oficinas.

¿En cuánto te sale el corte de pelo? Si eres como la mitad del equipo de Plumas Atómicas, después de tres intentos fallidos de hacerlo tú mismo, decidiste ir mejor a la estética de doña Maruja, en el mercado de la colonia, que te deja bastante pasable por 50, 70 pesitos.

Pero puede que seas de los elegantes (o con cabello problemático) que necesita cuidados especiales y hasta tratamientos, con tijeras especiales y peluqueros con estudios en París, entonces no te ha de salir tan barato: ¿cuánto: $600?

Bueno, los senadores y sólo los senadores tienen una estética exclusiva en la que trabajan 5 peluqueros (cuatro mujeres y un hombre), quienes están a su servicio todos los días y a la hora que gusten. El Senado les paga alrededor de 25 mil pesos mensuales a cada uno.

Al año, por cada senador pagamos, además de todos los bonos, prevendas, vales y gastos que ya conocemos, alrededor de 10 mil pesos en sus cortes de cabello: $840 al mes, úsenlo o no.

Pongámoslo así: para que doña Maruja gane lo que nos gastamos en cada corte de pelo de tu senador o senadora, tendría que hacer 12 cortes… ¡Pobre doña Maruja!

Mientras, en el Senado se discuten recortes de gastos en “áreas no necesarias”… como la educación, cultura, ciencia y el Fondo Nacional para Desastres. Porque podremos tener una educación ruinosa, investigadores que tienen que vender empanadas para sustentar su trabajo y procesos de reconstrucción en tandas (como ya dijo el presidente), pero jamás, escúchanos mundo, ¡jamás!, un legislador con pelo mal cortado.

Con información de Excélsior