Pastor que ‘bendijo’ la nueva embajada de EEUU en Jerusalén mando a todos al infierno

Mientras en todo el territorio palestino manifestantes y fuerzas armadas israelíes se “enfrentaban” por la decisión de Estados Unidos de abrir su embajada en Jerusalén, dentro de ella, Robert Jeffress, un pastor radical de Texas, estaba condenando a todo mundo al infierno.

No, no es ni un chiste ni una escena de una película: Robert Jeffress forma parte de una rama de la Iglesia Bautismal que cree (pero deveras cree) que el Apocalipsis está por venir y que es labor de los ‘siervos de Dios’ traerlo lo más pronto posible.

El pastor ha sido retratado en múltiples ocasiones con Trump e, incluso, dio un servicio privado  para las familias Trump y Pence el día de su toma de protesta. Para él (y para sus fieles), toda rama católica o cristiana que no ‘siga a Jesús como lo manda Él’ no merece ser salvada: ni mormones, ni católicos y mucho menos cualquier otra religión.

“Israel ha bendecido este mundo al señalarnos hacia ti, el único y verdadero Dios, a través del mensaje de sus profetas, las escrituras y el Mesías”, dijo en la embajada. (Vía: Vox)

Jeffress ha sido denunciado incluso por miembros del partido republicano como un racista y un reaccionario que alienta el odio entre sus seguidores.

Mitt Romney y otros altos miembros del partido se han distanciado de él muchas veces, pero encontró cobijo con Trump no porque el cheto presidencial sea particularmente religioso, sino porque le aplaude cada decisión y ya en más de una ocasión ha dicho que Dios eligió a Trump y que, por lo tanto, ‘puede decir y hacer lo que quiera’. (Vía: Jerusalem Post)

Mientras que el conteo de muertes tras la última represión de las Fuerzas de Defensa Israelí rebasaba las 60 víctimas y más de 2 mil 500 heridos (sin una sola baja del lado de Israel), mientras las tensiones siguen a todo lo que dan por una ciudad en la que en otros tiempos convivían los más diversos credos, ¿no es un poco demasiado darle espacio a alguien que, en pocas palabras, está mandando a la chingada a más del 90% de la población mundial?

Por: Redacción PA.