Para poder reunirse con sus padres, bebé de 1 año tuvo que ‘defenderse’ ante juez de migración

De acuerdo a un reportaje de AP, niños hasta de un año han sido forzados a ‘defenderse’ frente a un juez de migración en tribunales para que sean devueltos a sus padres. El último caso es un bebé de 12 meses en un juzgado de migración en Phoenix, Arizona.

Johan, un bebé hondureño de un año sin nadie que lo cuide ni vea por él, se presentó vestido formalmente frente al juez de migración John W. Richardson, en Phoenix, Arizona. Ahí, con todo el aparato judicial que vemos en las películas, el juez tuvo que preguntarle, por ley, si entendía el proceso que estaba por iniciar.

“Me da vergüenza preguntarlo [si Johan entendía el proceso que estaba por comenzar], porque no sé a quién se lo debería de explicar, a menos que crean que un bebé de un año puede aprender ley migratoria.”, dijo el juez Richardson (Vía: Boston Globe)

Mientras el juez no terminaba de dar crédito a la situación en la que estaba trabajando, Yohan jugaba con una pelotita morada que se prendía al impacto, se quitó los zapatos de gala a mitad del juicio hasta que la trabajadora social que estaba sentada a su lado se levantó. Entonces soltó en llanto y no hubo forma de calmarlo.

El papá de Yohan fue deportado a Honduras. Como a muchos, se le prometió que vería más pronto a su hijo (repetimos, porque no deja de ser importante: un bebé de un año) si aceptaba una deportación voluntaria; como ha pasado en muchos casos semejantes, su padre ya lleva varios días en Honduras, mientras su hijo se defiende solo en cortes.

Su hijo se tiene que defender solo frente a un juez ya que, como te hemos explicado, cuando los menores son separados de sus padres son catalogados por las autoridades como “menores no acompañados”, por lo que tienen que defenderse por separado de sus padres.

Ninguno de los dos tiene derecho a un abogado de oficio, de acuerdo a una decisión de la Suprema Corte, por lo que tienen que defenderse solos: más del 70% de los migrantes que enfrentan un juicio sin defensoría son deportados.

ICE tiene hasta el día de mañana, 10 de julio, para reunir a todos los niños menores de 5 años con sus padres, de acuerdo a la sentencia de un juez federal con sede en San Diego y tiene hasta el 26 julio para reunir a los restantes.

En este caso, el abogado de ICE dijo no saber de la fecha límite cuando el juez Richardson le señaló que tener un bebé de un año defendiéndose solo es una ‘alerta roja’ sobre los procedimientos de su agencia. (Vía: NPR)

No hay una solución pronta a una crisis provocada por el odio. Todavía hay miles de niños que fueron separados de sus padres y que tendrán que pasar por situación tan desgarradoras como ridículas, tal como Johan.