No pudieron pagar el hospital y tuvieron que cruzar los EEUU con un muerto

Pasaron más de 24 horas con el cadáver, pero no pudieron cruzar la frontera
No pudieron pagar el hospital y tuvieron que cruzar a los EEUU (imagen:wikipedia)

Una familia se disponía a pasar sus vacaciones en Florida, todo iba bien hasta que  Fernand Drapeau, padre de la familia sufrió un ataque al corazón y murió.  Para evitar los altos costos de  la acta defunción y repatriación, la familia decidió cruzar la frontera de Hemmingford con el cadáver en el auto.

Cuando la Familia Drapeau se disponía a regresar a casa, Fernand Drapeau sufrió el ataque cardíaco. No obstante, ante los altos costos que representaría atenderlo, la familia decidió continuar su camino y esperar hasta llegar a Canadá. No obstante el hombre falleció sin que ello modificara la decisión de la familia. Ya no tendrían que pagar hospitalización, pero  tendrían que hacerse cargo del acta de defunción y los costos de repatriación; por tanto, siguieron su camino.

En algún momento cruzarían la frontera de Hemmingford; para no ser descubiertos, sentaron al cadáver de 87 años en la parte trasera del auto. Manejaron durante dos días con el cadáver en el auto sin que ninguna autoridad estadounidense se percatara del asunto. Sin embargo; cuando llegaron a dicha frontera, las autoridades hicieron la revisión de rutina y, obviamente,  se percataron del cadáver.  Las autoridades detuvieron a los familiares y tras hacerse la autopsia se reveló que el cadáver no presentaba huellas de violencia tras dos días de su defunción.

Las autoridades se encontraba ante un dilema, si bien no habían ejercido algún tipo de violencia, negarle atención médica  sí constituía un abuso.  Finalmente, no se presentaron cargos contra la familia. Antes de juzgar a la familia, deberíamos preguntarnos: ¿podríamos afrontar los costos que implica un ataque al corazón sin tener seguridad médica? Ahora bien, en el caso de la muerte: ¿sabemos qué implica el proceso de repatriación? y ¿el costo emocional? Lo que orilla a una familia a tomar decisiones desesperadas son situaciones igual de  desafortunadas.

 

 

 

 

Relacionadas