Diputados de Morena quieren prohibir el reggaetón en las escuelas

Sí... otra vez
Diputados de Morena quieren prohibir reguetón en escuelas

Dos diputados de Morena en el congreso de Sinaloa, Pedro Alonso Villegas Lobo y Apolinar García Carrera, quieren prohibir el reguetón y los narcocorridos en las escuelas porque tienen mensajes “decadentes” y “hacen apología del delito”.

El pleito de los señores con los géneros que le gustan a los jóvenes es tan viejo como el mismo mundo. Desde hace años, la lucha de autoridades, políticos y tíos católicos ha sido contra el reguetón y los narcocorridos porque, argumentan, son vulgares y celebran el delito.

Eso, que no debería de ser más que un comentario aleatorio en redes sociales o tu tío enojado porque “la música de ahora ni es música, mira, puro turutún turutún”, ahora, dos diputados locales de Sinaloa quieren que sea la norma para las escuelas a partir de modificar el artículo 15 de la Ley de Educación para el Estado de Sinaloa.

Los diputados Pedro Alonso Villegas Lobo y Apolinar García Carrera quizá se inspiraron en la cruzada moralista de Aleks Syntek (antes de que fuera señalado por acoso y “grooming”, claro). Y, todavía sin explicar bien cómo será que se prohibiría uno de los géneros más populares a nivel mundial en una escuela, quieren modificar la ley para vetarlo.

Sin embargo, el artículo 15 revisa los poderes generales que tiene el estado sobre la educación de los niños y niñas, la coordinación que necesita tenerse con el gobierno federal y los poderes (y obligaciones) que tiene respecto a la educación. ¿Cómo entra ahí un ejercicio de censura de un par de géneros? Quién sabe.

Artículo 15 de la Ley General de Educación del Estado de Sinaloa

Ésta no es la primera vez que alguna autoridad quiere que, con un cambio a la ley, toda la industria cultural y múltiples generaciones cambien sus gustos musicales, vaya, ¡hay toda una película de los 80 centrada en eso (sí, nos referimos a Footloose)!

Por mucho que ejemplos sobran de que estas leyes no logran… bueno, nada, siguen existiendo legisladores que quieren frenar la música que simplemente no les gusta.

Todo mundo tiene derecho a que no le guste un tipo de música, que no pueda bailarlo o que no sepa por qué es que le llama la atención a tanta, pero tanta gente… Pero de ahí a querer imponer un acto de censura desde el poder legislativo, ¿no ya es demasiado?

Con información de Noroeste