Los antivacunas están preocupados por autismo canino

Si tu lomito no te hace caso y lo vacunaste, según los antivaxxers podría ser por las vacunas

El movimiento antivacuna, mejor conocido como “antivaxxer”, está en auge no sólo en el ámbito de la salud humana. Ahora están buscando promover el rechazo a la vacunación en mascotas.

La vacunación ha sido considerada como uno de los diez grandes logros de la medicina en cuestión de salud y, desde entonces, miles de enfermedades se han combatido a lo largo de la historia, entre ellas el sarampión, la viruela y el tétanos como los más comunes.

Desde el siglo XX, cuando la proclamación de la vacunación como una de las mejores invenciones de la salud y ciencia surgieron, algunos movimientos antivacuna nacieron también. Estos se nombraron como ligas antivacuna, los cuales ponían en duda la eficacia del tratamiento en vacuna de muchas enfermedades, por lo que no es raro que exista. Lo que es raro, es que en pleno siglo XXI este tipo de temas y movimientos hayan resurgido.

Aunque los antivaxxers alrededor del mundo promuevan información falsa acerca de la vacunación, la que más ha estremecido a la gente es la del autismo canino, que aseguran se puede dar en los lomitos después de llevarlos al veterinario por su vacuna, pero lo que debes de saber es que este movimiento está basado en un error que cometió el gastroenterólogo  Andrew Wakefield en los años 90. En este estudio vinculó el autismo con la vacuna que protege contra el sarampión, rubeola y paperas, haciendo un revuelo en el sector salud y provocando la disminución de administración de la misma en miles de niños.

Y eso no es todo, a pesar de saber que fue un estudio manipulado, falso y contraproducente para la medicina, ha logrado mantenerse por muchos años y desatar una guerra que ahora parece ser sólo un tema de histeria colectiva nacida del consumo excesivo de fake news acerca del tema, además de la no verificación de fuentes o información con las autoridades correspondientes.

En lugares como Reino Unido y Estados Unidos el descrédito de la inmunización ha generado mucha controversia desde hace tiempo, pero el nuevo rechazo a proteger con una inyección a sus mascotas de distintas enfermedades o virus, apareció también en los consultorios de veterinarios. Pronto, estos casos comenzaron a esparcirse incluso en establos donde los veterinarios equinos se enfrentan a clientes que no permiten la vacuna en sus caballos contra el virus Hendra, que es conocido como la neumonía aguda en caballos.

Derivado de estas presiones y de los comentarios que han divulgado los que atacan la vacunación, los defensores de animales y autoridades como Paula Parker, presidenta de la Asociación Veterinaria de Australia han declarado a medios como The Guardian, que “desafortunadamente hay muchas personas haciendo comentarios de mala fe acerca de la vacuna contra el virus Hendra mientras otros tantos entran a internet y salen desinformados acerca del tema, lo que nos parece triste porque esa vacuna no sólo salva la vida de los animales, también la de los seres humanos”.

Pero en México la situación es un poco diferente, pues según la Secretaria de Salud, nuestro país tiene un alcance de más de 15 millones de dosis gratuitas de inyecciones contra el parvovirus y la rabia por año, con campañas como “La semana de la vacunación canina y felina” que cada primer trimestre del año se enfoca en combatir el esparcimiento y transmisión de virus entre lomitos, felinos y humanos.

Vacunar a tu lomito no le va a ocasionar autismo (imagen: especial)

 

La única forma de combatir la rabia en gatos y perros es vacunando, por ello el CENAPRESE ha lanzado una intensa campaña para erradicarla a nivel nacional pero si tienes miedo de que a tu lomito o mishito le de autismo, quizá deberías repensar tus prioridades.