‘Hay que desterrar el irracional enojo social’: Peña Nieto [VIDEO]

Pareciera que para el presidente Enrique Peña Nieto es más importante reafirmar que hizo algo en los seis años de su administración que hacer un perro oso. Otra vez (y ahora más enfático) repitió que hay que “desterrar el irracional odio social” y dijo que, para hacerlo, hay que reconocer “cuánto se ha avanzado”.

En Nogales, Sonora, en un discurso tras la inauguración del hospital de zona número 5 del Instituto Mexicano del Seguro Social, Peña Nieto pidió algo que, curiosamente, también le piden a él sus críticos: memoria.

Hay que tener memoria de dónde nos encontrábamos hace seis años y cuánto hemos avanzado hasta ahora, sin dejar de ser autocrítico, sin dejar de reconocer en dónde todavía tenemos mayores rezagos, dónde nos ha faltado avanzar de manera más importante”, dijo. (Vía: El Financiero)

Como siempre, insistió en el número de empleos que se han creado en su sexenio, en la creación de infraestructura y en cosas que, de hecho, ya presume el precandidato de su propio partido al gobierno de la Ciudad de México: la digitalización de trámites en el IMSS… ¿casualidad?

I Think Not No Coincidence GIF - Find & Share on GIPHY

Lo mejor (?) de todo es que Peña Nieto calificara el enojo social como algo ‘irracional‘. Ya en otras ocasiones ha reconocido que este enojo existe y que se ha dado por los fallos y deficiencias que su propio gobierno ha tenido.

Esta vez, se le hizo fácil calificar como un ‘acto irracional’ la crítica que millones de mexicanos le hacen día a día no sólo en los temas económicos, sino de seguridad, corrupción, impunidad y muchos, muchos, muchos (pero ¡ah cuántos muchos!) temas que rebasan la creación de empleos mal pagados y trámites que requieren conexión a internet y electricidad.

Peña Nieto se quiso ‘curar en salud’ y comentó que sí hay que ser ‘autocríticos’… pero al parecer lo que quiere él y su administración completa es una autocrítica facilona: como cuando pierdes la cascarita 25 a 2 y te vas feliz con tus dos goles.

Como era de esperarse, en redes sociales le llovieron críticas (de esas irracionales que no le gustan mucho), mentadas de madre, rememoraciones de los actos de corrupción que ha solapado o ignorado su gobierno y demás joyas.

Por: Redacción PA.