Vaticano prohibe hostias sin gluten y vino barato para sus sacramentos

El Vaticano ha lanzado un comunicado para todos los sacerdotes del mundo: las hostias no pueden ser “libres de gluten”, fruta u otros aditivos, pues tienen que ser “distinguidas por su integridad”; mientras que el vino tiene que ser “natural, del fruto de la uva, puro e incorrupto, no mezclado con otras sustancias”.

Esto, debido a que se ofrecen hostias y vino de comunión por internet y podrían poner “en riesgo” el sacramento de la eucaristía: ya que el cuerpo y la sangre se transustancian en “pan y vino” (hostias y ese Pascual de uva vino), el cardenal Roberto Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha hecho público un documento avalado por el papa Francisco en el que se hace una larga revisión de las cosas que sí y las cosas que no pueden cambiar dentro de los sacramentos católicos (y, para sorpresa de nadie, son más las cosas que no cambian que las que sí). (Vía: BBC Mundo)

Una de las curiosas sorpresas de este documento es que la Iglesia sí permite que las hostias sean hechas con organismos genéticamente modificados (OGMs), sí, querido lector, como leyó: la Iglesia ha aceptado un avance científico dentro de uno de sus sacramentos más sagrados… sólo podemos imaginar que el cadáver de Galileo Galilei se está retorciendo en su tumba.

Se valen, también, las hostias con “bajo contenido de gluten”, pues al parecer en el Vaticano están buscando subirse a un tren que ya casi llega al final de las vías, pero, indica el cardenal Sarah, éstas no pueden estar libres de él (sí, la Iglesia al parecer es ciliacofóbica… además de homófoba, claro), pues la proteína de trigo -culpable, según la tía New Age de Plumas Atómicas, hasta del matrimonio igualitario- es lo que le aporta la “integridad que las distingue”. (Vía: CNN en español)

https://twitter.com/alvarez_blanco/status/884596384929853440

Por el lado de la bebida del vino, si usted, querido lector es un católico abstemio o alérgico al alcohol (sí, eso existe, y sí, ha de ser una vida horrible), sólo puede tomar mosto, uno de los primeros pasos para obtener vino que se consigue… no tan fácil; por otro lado, queda prohibido utilizar vino de dudosa autenticidad o procedencia, o sea, adiós aguas locas benditas.

https://twitter.com/Juliux75/status/884057385735737344

Sí, la Iglesia podría ponerse a revisar otras cosas, como las constantes denuncias de abuse sexual, o los juramentos sacerdotales, o las políticas que le impiden a las mujeres ofrecer misa o las últimas acusaciones contra el Hospital del Vaticano, pero ya todos estamos con el alma tranquila: ni las hostias ni el vino van a venderse en tiendas veganas. 

ANUNCIO