INBA no revelará información sobre obras de arte incautadas a Elba Esther Gordillo

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) ha decidido “reservar” por 12 años la información sobre  una colección de arte que la ex lideresa sindical Elba Esther Gordillo quiso mantener en secreto luego de que fue detenida.

15 cajas con alrededor de 16 pinturas y una escultura formarían parte de un proyecto casi faraónico que “la maestra” tenía pensado: “La Ciudad del Conocimiento”, un museo dedicado a Diego Rivera que sería diseñado por el arquitecto mexicano multipremiado Enrique Norten.

Con su detención, en febrero de 2013, quedó olvidado su museo y, a través de ciertos mecanismos del derecho, también quedaron olvidadas esas obras de arte.

Luego de su aprehensión y juicio, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), le solicitó a su apoderado legal, Luis Antonio Lagunas Gutiérrez, que las encontrara de nuevo e iniciara un “procedimiento legal” ante el Tribunal de Justicia del Distrito Federal.

Lagunas “encontró” las cajas y las movió, de una bodega en Azcapotzalco, a una bodega de alquiler, de la compañía Safe Storage, en la avenida Vasco de Quiroga, en una colonia popular de Santa Fe.

A Lagunas no le salió tan bien el juego porque, finalmente en 2014, la Procuraduría General de la República (PGR) tuvo conocimiento de estas posesiones, por lo que las incautó y se las pasó al INBA para su catalogación y cuidado.

Lo raro es, justamente, que el organismo, que depende de la Secretaría de Cultura, haya decidido reservar la información de todo el expediente: según expertos consultados por el diario Reforma, lo normal es que sean sólo unos elementos (nombres, costos, lugares o causas penales) los que se oculten, pero no un expediente completo.

Según el INBA, el expediente completo debe de resguardarse ya que tanto el arte como el contexto en el que fue localizado y asegurado forma parte de una investigación.

Ah, ok

Con información de Reforma