EPN se va sin pensión… pero tampoco se queda en blanco

Ya en dos semanitas se nos va de Los Pinos Enrique Peña Nieto. Le queda una quincena como presidente y con la ley recién aprobada por el Congreso de la Unión, se va a quedar sin pensión, pero eso no significa que se quede en blanco, de acuerdo a sus propias declaraciones patrimoniales, se irá con una bolsa de retiro de más o menos 10.5 millones de pesos, según reporta Proceso.

Ahora sí (es oficial): ex presidentes se quedan sin pensión

Mientras a ti, cuando te corrieron del último trabajo por “recorte de personal”, te quedaste apenas con lo que la ley le obligaba a la empresa, Enrique Peña Nieto dejará la Presidencia de México con suficientes ahorros como para no preocuparse mucho por encontrar chamba antes del siguiente corte de la tarjeta de crédito.

Sí, ya no tendrá pensión, pero de acuerdo a sus declaraciones patrimoniales, tiene suficientes ahorros, bienes y propiedades como para no necesitarla del todo.

De acuerdo a Proceso, la revisión de las declaraciones patrimoniales de Peña Nieto revela cuentas de inversión, propiedades, obras de arte, joyas y hasta muebles (imagina qué muebles como para ponerlos en la declaración patrimonial), eso sin contar el Seguro de Separación Individualizado, una especie de bolsa para el retiro de los latos funcionarios federales, que suma más de 4 millones 200 mil pesos, mitad agregados por Peña, la otra mitad por la federación.

Sin contar Casas Blancas ni conflictos de interés, Peña declaró ingresos además de su sueldo presidencial: réditos bancarios y “otros” que fueron incrementándose con el paso de los años en Los Pinos: de 44 mil en 2012 a 200 mil tan solo en 2013.

Ahora bien, nada de esta información es ni secreta ni oculta: las declaraciones patrimoniales de los funcionarios públicos son, justamente, públicas, y hasta el momento no se ha registrado ningún origen sospechoso ni una suma que podría prender focos rojos a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre malversación, desvío o algún delito semejante.

Aún sin pensión y sin tener mucho que presumir al cierre de su administración, Peña Nieto no se irá en blanco ni tendrá que amarrarse los deditos para pagar la tarjeta una vez que termine su periodo presidencial.

Con información de Proceso

Por: Redacción PA.