Empleados del SAT tienen dobles computadoras por conflicto de contratos

Los empleados del SAT no tienen que andar sufriendo porque les falte computadora. Al menos dos terceras partes de toda su plantilla de trabajadores tiene dos computadoras, porque hay dos empresas disputándose esa licitación.

De los 40 mil trabajadores del SAT, 26 mil 504 recibieron dos ordenadores personales para realizar sus labores. Esto, porque Cepra y Mainbit se disputan la licitación de la entrega del equipo de cómputo.

En realidad, este conflicto no fue originado por las dos compañías que están en disputa, sino por el SAT, que no ha podido asignar el contrato para decidir quién tiene realmente la potestad sobre el mismo.

Este convenio ha tenido que ser revocado en cuatro ocasiones, cambiando de manos en distintas oportunidades. Ambas compañías han metido recursos legales para ser quienes tengan, finalmente, el contrato que el SAT no ha podido dejar en claro.

Así, desde el año pasado este contrato está en litigio por un juzgado de Hidalgo, pero los trabajadores del SAT no se han visto afectados, por el contrario 26 mil 504 tienen doble herramienta de trabajo.

Por lo pronto, las dos compañías están enfrentadas por saber si el SAT asignó el contrato de manera extemporánea a Cepra, mismos que están acusados de presentar testimonios falsos en una audiencia.

Mainbit por su parte, tiene también asignación del contrato aunque no entregó en su totalidad los 40 equipos que requiere la dependencia, porque le fue retirado el contrato también por la disputa legal del mismo.

Esta situación sigue en juicio y mientras, dos tercios del personal se encuentra con dos computadoras para realizar sus trabajos. No sabemos, realmente, cómo es que hacen uso de ellas y si es que cuando se resuelva la controversia legal les pueda afectar.

De acuerdo a los hechos periciales, Mainbit tiene actualmente tiene el contrato y Cepra tiene que retirar el equipo que prestó a la dependencia desde 2016, sin embargo, esto no sucederá hasta que alguno de los dos sea adjudicado de manera legal. Ojalá esto significara que el SAT doblaría su eficiencia… pero tampoco es así.

Con información de Reforma