De dueño de un bar a ser Secretario de Educación: Chiapas, ¿la tierra de la oportunidad?

Eduardo Campos Martínez se presenta como maestro (en sepa qué), y no lleva más de cuatro meses como secretario de Educación de Chiapas, uno de los estados con mayor rezago educativo. ¿Su experiencia? Administró un bar, fue burócrata administrativo unos años y… ya.

De acuerdo a información del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Chiapas es el segundo estado del país con el mayor rezago educativo: Tres cuartas partes de la población no tiene la educación básica (garantizada por el Estado, supuestamente), tres cuartas partes de los niños en el estado no asiste regularmente a clases y el olvido institucional es evidente en datos como que tan sólo una cuarta parte de las escuelas primarias tienen director. (Vía: La Educación Obligatoria en México: Informe 2017)

Por eso, el nombramiento de un secretario de educación estatal que logre cumplir, por lo menos, con las necesidades urgentes del estado debería de ser lo ideal. En cambio, Chiapas tiene a Eduardo Campos Martínez.

Perdón, el maestro Campos Martínez, quien, de acuerdo al diario Reforma, se desempeñaba como “analista” en diversas secretarías estatales mientras, también, administraba el bar La Galería, en la capital chiapaneca.

Este joven maravilla de 32 años que, de nuevo, se presenta en la página de la Secretaría de Educación como maestro, no tiene ni siquiera la licenciatura. Una revisión en el Registro Nacional de Profesionistas no devuelve ni una cédula profesional a su nombre: lo más cercano, es otro Eduardo Campos Martínez titulado en 2004 (cuando nuestro secretario tenía 18 años).

Imagen: Google

Según Reforma, el secretario estudio Relaciones Internacionales en el Centro de Estudios Profesionales de Chiapas, pero pareciera que no terminó la carrera. Y, como de todos modos iba a ser secretario de Educación, pues no le servía de mucho de todos modos.

Su gestión en estos cuatro meses como secretario de Educación ha sido, cuando menos, invisible. Chiapas sigue sumido en el rezago que, lamentablemente, lo caracteriza y las reformas federales impuestas al sistema educativo no se han llevado a cabo en el estado, dominado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ante quienes el secretario, en realidad, no ha dicho ni fu ni fa.

Plumas Atómicas intentó comunicarse con la Secretaría, sin embargo no hubo respuesta de parte de las autoridades estatales.

Con información de Reforma