Se subirá a cohete casero para probar… que la Tierra es plana

El mundo le debe todo a los rebeldes; si por los conformistas fuera, ni el fuego conoceríamos. Sin embargo, no todos los rebeldes luchan por la mejor causa; hay quienes se rebelan en nombre de la estulticia y la taruguez. Tal es el caso de Mike Hughes, un conductor de limusina de 61 años que el próximo sábado transmitirá en vivo el lanzamiento de un cohete… para probar que la Tierra es plana.

El autodidacta ha invertido alrededor de 400 mil pesos mexicanos en un dislate que será transmitido en vivo y a todo color en este link el próximo sábado. Sin embargo, no crean que su lanzamiento busca abrirle un boquete a la Luna; Hughes se conforma con que su cohete alcance los 550 metros; en serio: su cohete se alzará pinchurrientos y escasos 550 metros. (Vía: El Financiero)

Para el conductor de limusina patrocinado por los tierraplanistas, esa altura paupérrima es más que suficiente para comprobar que la Tierra es plana. Lo peor de todo es que Hughes va a montarse en el cohete. ¿No sería mejor una cámara?

Bien dicen que los autodidactas tienen pésimos maestros, pero este caso es por mucho el más extremo. ¿Cómo puede ser que el hombre esté dispuesto a subirse a un cohete que fabricó en su casa pero no esté dispuesta a, al menos, encomendarse a la ciencia? Porque, en serio, Hughes no cree en la ciencia.

“No creo en la ciencia“, declaró a medios.Sé de aerodinámica y de cómo las cosas se mueven por el aire. Pero eso no es ciencia, esas son fórmulas”. (Vía: The Guardian)

Tras escuchar esas palabras, en Plumas Atómicas de todo corazón, esperamos que Dios lo agarre confesado.

Ahora bien: en esta redacción le proponemos estas 6 experimentos que le hubieran salido muchísimo más baratos que construir un cohete de 400 mil pesotes para comprobar, o no, que la Tierra era plana:

  1. Subirse a un avión comercial.
    si de lo que se trata es de volar alto, el vuelo promedio viaja a una altura muchísimo mayor a los 550 metros de altura. Incluso le hubiera alcanzado para varios vuelos y varias vacaciones con todo ese dineral.
  2. Comprar una GoPro, un GPS, muchos globos con helio y un peluche.
    ¡Es todo un experimento escolar de lo más común! Amarran la cámara el dispositivo GPS a el montón de globos con helio y sólo debes encontrar con el GPS la ubicación de la cámara cuando haya regresado en la tierra. Ahí descubrirás en la grabación cómo se ve la curvatura de la tierra antes de que los globos se desinflen. El peluche es nomás para que sea tierno y tenga muchas vistas en YouTube.
  3. Subirse a un rascacielos. 
    No tiene que ser un rascacielos realmente alto, pero le dará mayor seguridad a sus observaciones (que serán poquito menos que nulas de todas formas).
  4. Ver un barco desaparecer en el horizonte. 
    Si vive en California esta es casi la opción más barata de todas.
  5. Ver el cielo.
    a lo largo del año, la posición del sol, la luna y las estrellas (sí, como la canción) le grita que la Tierra es muy redonda.
  6. Entrar a internet o a una biblioteca.
    Un solo buen libro de primaria bastaría para sacar a este hombre del error. Lo único que probará el próximo sábado 25 de noviembre es que la ignorancia puede salirte muy pero muy cara y, de paso, te puede costar la vida.

A estas alturas (que no son muuuuy altas, apenas 500 metros) ya nomás esperamos que el sábado no transmita en vivo su muerte.