¿De verdad Trudeau es hijo de Fidel Castro?

Después de que Justin Trudeau asumiera el cargo de primer ministro canadiense, demostrando que los Justin son asunto serio en el país, un rumor comenzó a inundar la nación de Internet. Por alguna razón, alguien encontró el enorme parecido del político canadiense y el expresidente cubano Fidel Castro.

Después de eso, las conexiones históricas entre Canadá y Cuba salieron a flote, demostrando que el padre de Justin, Peirre Trudeau (que también fue primer ministro) y Fidel Castro fueron cercanos durante los años setenta, década en la que el pequeño Trudeau llegó a este mundo. (Vía: Oregon Live)

Vía: Oregon Live

Para muchos fueron suficientes las dos visitas que los Trudeau realizaron a cuba en 1971 y 1976, pero muchos olvidaron que, para empezar, nadie puede nacer por coito seis años después de su nacimiento y las fechas en que coincidió su madre con Castro tampoco checan, pero los illuminatti no conocen de barreras (ni temporales) y pueden hacer de todo. (Via: Snopes)

Tras tanto rumores y algunas declaraciones de Trudeau reconociendo el gobierno de Castro al frente de Cuba, fue necesario que el gobierno canadiense diera un declaración oficial para negar esta presunción de paternidad que es, sobre todo, ridícula.

Aunque es sí, no entendemos por qué un gobierno tiene que salir a desmentir todo. Su presidente tiene una gran popularidad y las declaraciones que hizo en favor del presidente cubano no le afectaron mucho que digamos. Todo se iba a enterrar en la gran monte de teorías de conspiración que inundan esta gran nacíón en línea.

Por otro lado, asumir que Trudeau es hijo de Castro no cambiaría absolutamente nada. La vida de este mandatario ha estado dedicada a la política y educación canadiense y seguimos queriéndolo subjetivamente por su hermosa sonrisa y su perfecta (y desesperante por lo mismo) imagen, que es capaz de conmoverse hasta las lágrimas en televisión nacional, rompiendo con la figura dura de los presidentes y primeros ministros del mundo.

Ahora, podemos seguir la línea de investigación de los próceres internautas y aventurarnos a que el canadiense es un clon castrista que está infiltrándose poco a poco en la política internacional para abolir la propiedad privada una vez que con su porte de Superman se adueñe del control del mundo.

Foto: The Economist

También hay que admitir que Castro, cuando joven, parecía modelo de diseñadores italianos mientras comandaba la revolución cubana. Sin embargo, no creemos que las ansias de derrocar al capitalismo se transmitan por vía genética o sexual.

Publicidad