Atrapan búho en la delegación Iztapalapa

La policía de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX (SSP-CDMX) encontró y rescató un búho virginiano en la colonia Xalpa, ubicada en el centro de la delegación Iztapalapa.

Junto a miembros de la Brigada de Vigilancia Animal (BVA [no es el banco]), atendieron un reporte de abandono de animal en la calle Chirimoya (las calles de Iztapalapa esconden muchos y secretos y nombres graciosos) esquina con Espinosillo (se los dijimos).

Foto: SSP-CDMX

El reporte fue recogido por el Centro de Comando y Control Oriente (C-2) y redirigido con la SSP y BVA, que encontraron un búho al llegar, cosa que, ciertamente, no se encuentra diario en la vida policial y tampoco en la de los rescatistas de animales.

El ave simplemente fue reportada como abandonada, pero realmente no se tenía más información al respecto, como su origen o la información de su dueño, datos que deberían ser identificados al tratarse de una especie de fauna exótica.

Foto: SSP-CDMX

Los policías preventivos del sector Teotongo no tenían conocimiento del tipo de ave frente a la que se encontraban, por lo que solamente se dedicaron a tratar de atraparla porque no todos los días puedes llegar a casa y presumir que atrapaste un búho.

La Brigada de Vigilancia Animal se encargó de asegurarse que el manejo posterior a su resguardo fuera el pertinente, pues todas estas especies requieren de cuidados especiales al no estar domesticadas ni ser comunes en el trato con humanos.

Ahora, se le harán las valoraciones médicas para constatar que su estado de salud médico sea óptimo y, en el caso contrario, darle las atenciones necesarias para que no su vida se encuentre en peligro.

Este caso nos recuerda al del animal fugitivo más popular de nuestra época: el mono capuchino de Reforma, que en algún momento creímos que pudo superar a José Antonio Meade en las encuestas.

Ese primate también fue abandonado y tuvo que ser protegido por las instituciones dedicadas a la vigilancia y cuidado de la fauna exótica en la capital. Así mismo, el dueño no fue identificado y hasta la fecha se desconoce si se hizo responsable del daño a la salud del animal.

Con información de SSP-CDMX