Ex director Jurídico de la Delegación Cuauhtémoc es investigado por extorsión

El ex director jurídico, Pedro Pablo de Antuñano, fue detenido la noche del 15 de septiembre en Polanco con 600 mil pesos en efectivo, por lo cual se separó del cargo.
Cuauhtémoc

El ex director Jurídico de la Delegación Cuauhtémoc y hombre de confianza de Ricardo Monreal, Pedro Pablo de Antuñano, es investigado por la Contraloría General de la Ciudad por cobros irregulares a dueños de bares y restaurantes para que pudieran operar.

Asimismo, también se le indaga por autorizaciones anómalas y omisiones en la supervisión de obras. Además, existen al menos nueve denuncias en lo que va del año en contra de Pedro Pablo y varios de los funcionarios de las áreas que dependían de él, como Vía Pública, Verificaciones, Mercados y Calificación de Infracciones.

De acuerdo con el diario Reforma, el exdirector jurídico fue detenido la noche del 15 de septiembre en Polanco con 600 mil pesos en efectivo, por lo cual se separó del cargo. Y, debido a que el ex funcionario no ha comprobado la procedencia del dinero, la Procuraduría de Justicia capitalina mantiene abierta la indagatoria por el delito de recursos de procedencia ilícita.

A su vez, las denuncias contra De Antuñano se encuentran en la Dirección General de Contralorías Internas en Delegaciones, encabezada por Martín Pedro Cruz Ortiz. En las investigaciones también colabora Joel Cote Guzmán, titular de la Contraloría Interna de la Delegación Cuauhtémoc; sin embargo, no se reportan avances.

Por su parte, Raúl Flores, presidente del PRD en la Ciudad de México, pidió poner bajo la lupa todos los trámites y permisos que autorizó De Antuñano cuando fue director Jurídico y de Gobierno de la Delegación Cuauhtémoc.

Además, De Antuñano contradijo, con sus dichos, lo asentado en sus declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses. Por un lado, en la 3de3 que presentó en 2015 reportó que su relación con la asociación civil Suma Esfuerzos Ciudadanos estaba concluida.

Sin embargo, al ser detenido el jueves con 600 mil pesos en efectivo, y tras no comprobar su procedencia lícita, afirmó que era de un préstamo para pagar la nómina y otros gastos de dicha asociación, de la cual, dijo a Reforma, es presidente. En el portal del Imco, Pedro Pablo de Antuñano reporta que no es dueño de casas, departamentos ni automóviles.