Políticas del Gobierno mexicano son inútiles ante violencia de género: AI

¿Qué papel juega el Estado mexicano ante la violencia que viven la mujeres día a día? La organización Amnistía Internacional señaló como cómplice de la ‘normalización de la violencia’ a la autoridades mexicanas.

“Vivimos en un país en el que las violencias machistas son normalizadas, aceptadas e incluso toleradas por autoridades que deberían prevenir y actuar para ponerles fin” expresó Tania Reneaum. directora ejecutiva de AI.

 

Por esta razón, Amnistía Internacional a través de su campaña #VivanLasMujeres exige a las autoridades de las 32 entidades federativas del país que realicen acciones contundentes para frenar la violencia contra las mujeres, y lograr erradicar su expresión más extrema, el asesinato de mujeres por razones de género: feminicidio.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González también evidencia la incapacidad de respuesta por parte de las autoridades, sea por negligencia, omisión y la ineficacia al garantizar niveles mínimos de protección a los derechos de las mujeres.

“No basta con tener normas jurídicas, no basta con ser un país que ratifica convenciones, es indispensable demostrar que estamos en un Estado fuerte, capaz de sancionar a quien comete un ilícito”, expresó Reneaum. (Vía: Reforma)

 

Violencias distintas

Tras el día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el que además de la denuncia se intenta visibilizar la violencia estructural que viven las mujeres, muchas personas insisten en desacreditar la violencia de género por medio de argumentos relacionados con cantidades pues, a nivel mundial, son asesinados más hombres que mujeres.

Para responder a esta desacreditación, Omaira Ochoa, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), explica que mientras los hombres son víctimas de una violencia sistemática innegable relacionada con guerras, conflictos armados, exclusión social, derivadas a su vez del “propio sistema patriarcal”, no mueren a manos de las mujeres.

De acuerdo al INEGI, 2016 fue el año más violento para las mujeres: 2 mil 813 asesinatos

Es decir, no se trata de negar la violencia que viven los hombres sino de observar las diferencias sobre cómo se ejerce la violencia, mientras los hombres son asesinados mayoritariamente por hombres que no conocen y los asesinatos pueden variar si los índices delictivos bajan,  las mujeres son asesinadas al interior de sus círculos familiares, amorosos y de confianza y sus asesinatos, son una constante que aún cuando se registren meses menos violentos, los crímenes de odio no disminuye.

Al igual que Reneaum y Luis Raúl González, Ochoa señala que los esfuerzos del Estado para contrarestar la violencia contra la mujer por parte del Estado, son insuficientes.