EPN no quiere que el titular de la PGR sea Fiscal General

fiscal-general

Enrique Peña Nieto, presidente de México, envió una iniciativa a la Cámara de Senadores para evitar que quien hoy ocupa el cargo de procurador General de la República, Raúl Cervantes, se convierta en automático Fiscal General de la nación.

En un comunicado, la presidencia señaló:

“Ante distintas voces, entre ellas la del propio Procurador Cervantes, que señalan que el transitorio Décimo Sexto de la reforma constitucional que establece el tránsito de Procurador a Fiscal en forma automática, no abona a centrarse en la discusión del modelo institucional de la Fiscalía, el Presidente Enrique Peña Nieto envió ayer al Senado de la República una iniciativa para modificarlo.”

 

“De ser aprobada esta iniciativa, y en caso de que el Congreso de la Unión expida la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, no existiría pase automático de último Procurador a primer Fiscal, sino que correspondería al Senado iniciar el procedimiento para la designación del nuevo Fiscal General de la República.” (Vía: Aristegui Noticias)

Anteriormente, organizaciones sociales, políticos de oposición y académicos ya habían expresado su rechazo a que en automático Cervantes se convirtiera en el titular de la Fiscalía General de la República -institución que sustituye a la Procuraduría General de la República (PGR)-.

Estos acusaron a Raúl Cervantes de carecer de autonomía e independencia, por estar vinculado con el Partido Revolucionario Institucional (PRI). 

Para evitarlo, México Unido Contra la Delincuencia reunió firmas en Change.org. En el documento redactado por la organización, indicó: 

“Peña Nieto propuso y el Senado ratificó -sin un mínimo debate- a Raúl Cervantes como nuevo titular de la Procuraduría, quien fue abogado del PRI, encabezando la defensa de Peña Nieto en el caso Monex, cuando se acusó al entonces candidato del PRI de comprar votos.”

 

“El nombramiento de un Fiscal con una relación muy cercana al gobierno en turno y una clara trayectoria partidista, como es el caso de Raúl Cervantes, lastima de inicio la legitimidad de una institución que busca construir confianza en la ciudadanía sobre su imparcialidad y autonomía.” (Vía: Animal Político)

Publicidad