Elecciones de 2018, ¿habrá segunda vuelta?

EPN declaró que una segunda vuelta en las elecciones de 2018 es inoportuna, no realizable y que construye mayorías "ficticias", por lo que no la considera viable. Sin embargo, académicos y varios partidos políticos lo consideran urgente y hay una iniciativa ciudadana Senado que, después de cuatro años en la congeladora, se está discutiendo.

Con poco menos de dos años para las siguientes elecciones presidenciales, la discusión sobre cómo vamos a encarar el proceso está cobrando fuerza.

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto declaró, en el foro “Impulsando a México” (organizado por El Financiero y grupo Bloomberg), que considera que la segunda vuelta electoral no es viable por la cercanía de la elección del 2018 y porque mecanismos como éste generan mayorías “ficticias” que no solucionan los problemas de gobernabilidad que dicen resolver.

Después del conflicto poselectoral del 2006, en el que Felipe Calderón ganara con una diferencia de 0.58%, distintas voces han pedido que se discuta la posibilidad de implantar una segunda vuelta en el proceso electoral que otorgue legitimidad al ganador. Este mecanismo convoca a una “segunda” votación si ninguno de los candidatos gana el 50% más uno de los votos, en ella, sólo competirían los dos candidatos punteros.

En septiembre de 2014, se presentó una iniciativa ciudadana -la primera que fue introducida al Senado, a través de la reforma en el INE de febrero del mismo año- que propuso este cambio en el sistema electoral, sin embargo, fue hecha a un lado hasta septiembre de este año, que el senador independiente Manuel Cárdenas, “sacó de la congeladora” la iniciativa, que ya está siendo revisada por comisiones.

En el sistema electoral actual, en la que el candidato elegido es el que más votos tiene, el ganador puede enfrentarse, en ocasiones, a ser electo por menos de un cuarto de la votación total, con lo que se enfrenta a una legitimidad reducida y, por tanto, una gobernabilidad limitada.

La segunda vuelta aseguraría que el electorado redefina su decisión y que el candidato elegido llegue a su puesto con un apoyo amplio. Enrique Peña Nieto y el expresidente del Revolucionario Institucional, Manlio Flavio Beltrones, ya en varias ocasiones han declarado que no ven la segunda vuelta necesaria, ya que las coaliciones y acuerdos políticos, como el “Pacto por México”, permiten al Ejecutivo llevar a cabo su trabajo.

Pareciera que no estamos tan cerca de las elecciones de 2018, pero el Instituto Nacional Electoral colocó como límite para cualquier cambio en la legislación mayo de 2017.

Con una iniciativa ciudadana integral en el piso del Senado y un acuerdo que se va conformando entre la clase política, quizá más que “inoportuno”, este cambio está justo a tiempo de ser discutido.