El presidente filipino llamó “hijo de p…” a Obama

Recordemos que Duterte inició una guerra contra el narcotráfico que ha cobrado la vida de alrededor de 2 mil 400 civiles y que parece que no tendrá fin.

Rodrigo Duterte, actual presidente de Filipinas, llamó a Barack Obama “hijo de puta” durante una rueda de prensa ofrecida este lunes. La reacción del mandatario filipino hizo que su homólogo estadounidense cancelara una reunión con él que estaba programada para el día de hoy en el marco de la cumbre de los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean).

De acuerdo con medios como BBC y Reuters, Duterte estaba “exigiendo respeto” por parte de Obama. En la rueda de prensa se le preguntó qué le diría a Barack Obama en caso de que éste abordara el polémico tema del tráfico de drogas en Filipinas, a lo que Duterte respondió: “Debes ser respetuoso. No lances simplemente preguntas y declaraciones. Hijo de puta, te voy a insultar en ese foro”, (Vía BBC).

Horas después de que se difundieron las declaraciones del presidente filipino, la Casa Blanca anunció que Obama no se reunirá con Rodrigo Duterte, quien lamentó que sus palabras fueran “malinterpretadas” y tomadas como un ataque personal a Obama.

El tema del tráfico de drogas en Filipinas ha alcanzado niveles preocupantes. Recordemos que Duterte inició una guerra contra el narcotráfico que ha cobrado la vida de alrededor de 2 mil 400 civiles y que parece que no tendrá fin. 

“Queda más gente por matar, muchos perderán la vida hasta que saquemos al último traficante de drogas de las calles (…) Vamos a seguir y yo voy a seguir”, afirmó Duterte. (Vía BBC)

Al llegar al poder apenas este año, Duterte dio permiso para que, tanto la policía como los ciudadanos filipinos, mataran a cualquier persona sospechosa de narcotráfico. Esto representa un problema grave de violación a los derechos humanos. De hecho, la Organización para las Naciones Unidas (ONU) afirmó que dicha normativa es una incitación a la violencia y al asesinato.